domingo, 5 de julio de 2020

¡SI NO LO HAGO HOY, ENTONCES CUANDO! ASI QUE, MANOS A LA OBRA

OPINION, 9 julio 2020

Sí, serían como las 2 o 3 de la mañana cuando me desperté. ¡Oh! Tenía que ir a ver cómo me había quedado el trabajo que había realizado el día anterior. Esto era algo que no me podía faltar. Últimamente, más que nunca, me agrada muchísimo mirar o admirar los trabajos que para nuestra casa hemos hecho. Me llena de alegría, orgullo. Ha habido un cambio, no trascendental pero sí que se nota. Como era posible que antes no lo hubiera hecho.

Bueno, los tiempos han cambiado. Así es, como decimos cuando hacemos algo que ha pasado el tiempo y no nos habíamos percatado, de que debíamos haberlo hecho muchísimo antes. Bueno pero vamos al grano. ¿Qué había pasado? El arreglo del daño, si se puede decir así, una pequeña rotura del tubo de PVC del equipo de aire acondicionado, que lleva el vapor convertido en agua a la parte externa de la casa. Tal arreglo había hecho ver que un retoque, seguido con pintura, mejoramiento de aspecto.

¡Ha! Pero había que pensar en el cambio de la rejilla por la cual ingresa aire al equipo de aire acondicionado. Hasta que lo compre se me complicaría por lo del coronavirus. Que vaina, pero yo creo que lo podría hacer yo mismo en casa. Si, ya que por un lado contaba con el tiempo que antes no disponía, así que no había disculpa para no hacerlo.

Rápidamente pensé que podría controlar que el filtro de aire no se doblara debido a la presión del aire que absorbe el aire acondicionado. Claro si coloco dos parales de madera, eso será suficiente. Pero donde están ¿ese par de palos? Lo que me sobró del arreglo del piso, eso soluciona mi problema y así lo hice. Quedo fantástico, luego le puse el filtro de aire y  trabajo terminado.

Ha pero la rejilla que allí tiene esa caja hay que echarle una buena limpiada y además un ajuste en forma tal que quede como nueva. Así lo hice. Así que primero la ajusté y luego le eché una pasada de pintura y quedando como nueva. ¡Wow! Cómo cambian las cosas, cuando uno hace las cosas que sabe hacer y que no toman tanto tiempo. Ah y que tal la economía y evitarse que personas extrañas vengan a casa.

No olvidar que debo hacer algo similar a la puerta que protege  la unidad del aire acondicionado. No solo debo pintarla sino retocar  una parte de la pared, su base y tubería PVC.

Manos a la obra y de inmediato con el tarro de pintura y la respectiva brocha quedo arreglado, pero ahora había que pintar la puerta, además colocar sendas guarda escobas que se habían caído con el cambio de piso.  

Afortunadamente no se dañaron al removerlos, así que rápidamente las instalé, quedando como nuevas. Ahora, solo faltaba la pintura de la puerta del A/A. Había que hacerlo de inmediato, pues disponía de tiempo. Ah, pero si la pinto, la pared alrededor  no quedaría bien, bueno pues a pintarla, también. No olvidar que en el baño había que hacer un pequeño resane. No más razones, manos a la obra.

Era en una esquina de interior del baño, solo se notaba cuando uno estaba adentro, como no se me había ocurrido antes. Buena disculpa. Lo que podría haber sido un trabajo incomodo lo superé colocando un pedazo corto de listón y luego su respectiva pintura, quedando como nuevo.

¡Oh! ahora había que pintar la pared que da a la salida del baño y también la tapa del master de los controles de electricidad. Por mejor pintor que fuera, parece que sin darme cuenta caso pinto el piso. No que lo necesitara sino porque cada vez que  al sacar la brocha del tarro de pintura inadvertidamente se me escapaba. Bueno todo había que dejarlo inmaculado para entregar obrar.

La levantada me dio la satisfacción de la labor cumplida, sin haber gastado un centavo, pero si embelleciendo nuestra bella casa. Ah pero ya que estoy con la brocha no sobra retocar el guarda escobas en la cocina.

¿Pero cómo fue que todo se hizo en un “un santiamén”? Unas cinco horas y no solamente en tan corto tiempo, sino con tanto gusto. Bueno estas son las cosas que debemos hacer en casa. Economizar lo que llamamos “escasos recursos”, aprovechando el tiempo disponibles en esta pandemia, con gusto, satisfacción y sin necesidad de gastar dinero. ¡Manos a la obra!


sábado, 27 de junio de 2020

QUE ES LO QUE QUEREMOS HACER PARA DONDE VAMOS

OPINION, 2 julio 2020 

‘El FMI  - Fondo Monetario Internacional - destacó que por primera vez "se proyecta que todas las regiones experimenten un crecimiento negativo en 2020". La entidad multilateral explicó que el escenario de la pandemia creó una combinación única de factores que llevó a esta contracción global, “con una caída de los ingresos, una débil confianza de los consumidores durante el confinamiento, a lo que sumó la reticencia de las empresas a comprometerse en nuevas inversiones”.

De igual manera, el FMI indicó que espera que en el segundo trimestre del año haya una pérdida de 300 millones de empleos, un golpe que será particularmente duro para los empleados de baja cualificación que no pueden trabajar de forma remota.

La entidad advirtió que el impacto de esta crisis en los hogares de bajos ingresos es particularmente fuerte y que puede llegar a lastrar los progresos en la lucha global contra la pobreza hechos desde la década de 1990. El FMI espera para 2021 una recuperación global con un crecimiento de 5,4%, con una expansión de 4,5% en Estados Unidos y de 3,7% en América Latina”.

Hoy  en día más que nunca parece que hemos dejado de leer artículos que nos indiquen donde nos encontramos, que factores nos afectan y hasta donde nos llegará no solo la pandemia sino el trabajo y  obviamente el ingreso para sostenimiento de nuestros hogares.

El  FMI destacó que por primera vez “se proyecta que todas las regiones experimenten un crecimiento negativo en este año”.  Bueno eso quiere decir que este país está, junto con cientos de otros, pasando por tal crecimiento. 

Esto no solo habla de los países sino de nosotros, si de usted y yo, de todos nosotros en particular con bajos ingresos, claro allí no lo menciona pero se da por un hecho. Más adelante vemos como dentro de la pérdida de 300 millones de empleos, “un golpe que será particularmente duro para los empleados de baja cualificación que no pueden trabajar de forma remota”. Quienes son ellos, pues nosotros lo que no nos preparamos precisamente en tales tecnologías.

Y adicionalmente el FMI advirtió “que el impacto de esta crisis en los hogares de bajos ingreso es particularmente fuerte”,  que a su vez puede llegar a lastrar los progresos en la lucha global contra la pobreza hechos desde la década de los 1990, esto hace unos 30 años.

Como vemos dicho informe nos toma en cuenta. Esto sería muy bueno si hubiéramos tomado en cuenta, y contado con los recursos económicos y preparación tecnológica para, como    

dice el FMI “para los empleados de baja cualificación que no pueden trabajar de forma remota”.

No hay duda de que esto no va a cambiar tan rápidamente, dándonos tiempo para actualizarnos en los nuevos campos tecnológicos. Pero como, si todos estamos conscientes de que debemos mejorar para salir de lo que se llamó el subdesarrollo.

Una cosa es decirlo y otro cambiar. Cuando retrocedo 40 o 50 años veo que en algunas familias sus hijos se preparaban para llegar a la universidad. De acuerdo con las estadísticas es muy difícil que nuestras nuevas generaciones puedan llegar a tal nivel con los costos de los estudios aquí y allá y por otro lado los bajos ingresos de los padres.

De pronto no sea siempre necesario, para mejorar nuestro nivel de vida, salir graduado de la universidad. Existen algunas carreras de tipo técnico que nos podría facilitar nuestro mejoramiento, inclusive hasta personas de bajos ingresos que deben obtener su sustento de las labores domésticas.

Recordemos, por lo pronto, que nuestros hijos en estudios secundarios pueden aprovechar su aplicación al estudio en forma tal que puedan continuar, en sus dos últimos años de estudio con la parte inicial, de futuras carreras universitarias. Dos años de una carrera de cuatro es un gran avance, sin lugar a dudas. Mayor información, favor dirigirse al programa de la Indian River State Collegue: www.irsc.edu/programs/dual-enrollment-for-high-school-students.html


sábado, 20 de junio de 2020

TENEMOS QUE APRENDER PARA SUPERAR ETAPAS

OPINION, 25 junio 2020

Creo que para muchas cosas nosotros, los hispanos, hemos aprendido mucho de la forma de vida  de la comunidad donde residimos, no obstante con regular frecuencia nos damos cuenta que lo aprendido, varía demasiado. En otras palabras todo cambia, pero nosotros permanecemos en desventaja. Esto tiene que cambiar. Debemos despertar.  

Para tomar algunos ejemplos, nos podemos preguntar, que sabemos de los:  “Assisted living facilities”, ¿que nos pasa cuando conducimos bajos los efectos del alcohol?  ¿Valió la pena haber pasado la luz roja, solo porque estaba muy tarde para llegar al lugar indicado? ¿Qué tal que si el aire acondicionado deja de funcionar en verano?   

Estas son cosas que se pueden arreglar fácilmente, siempre y cuando contemos con el conocimiento, o el recurso necesario, efectivo o tarjeta de crédito. Cosa que generalmente no sucede. Tenemos el problema más no el recurso económico para cubrirlo. Una vez uno cuente con  el conocimiento, la norma, la penalización, una disminuye la probabilidad de error. ¿Verdad?

Precisamente nos dimos cuenta que algo debía estar pasando en el piso del comedor.  Se consultó con quien supusimos seria la persona adecuado y en principio creyó que se debía a una falla en la instalación del piso, pero no. Muy gentilmente nos dijo este no es mi campo de trabajo.   

No obstante y antes de partir se dio cuenta que salía agua por debajo del mueble en que descansaba el aire acondicionado. ¡Wow! ¿Pero cómo paso, y  no nos dimos cuenta? De inmediato entrar en contacto con la compañía de aire acondicionado que nos recomendó un amigo.

Al solicitar los servicios de la compañía, nos informaron que la sola ida a nuestra casa había que pagarle $90.00 dólares. Pero, si hacia el trabajo se le cancelaria lo correspondiente y  obviamente no nos cobrarían los  $90.00. El técnico enviado no venía preparado con el equipo respectivo. Utilizando un simple procedimiento limpió el conducto al patio y  facturo $160.  Así que el remedio era casual. El no evaluó la real razón del problema.     

Un par de horas después mi  señora me pidió chequear cómo funcionaba el equipo de aire acondicionado. Cuál no sería mi sorpresa al ver que el lugar seguía con el mismo escape. El agua estaba saliendo nuevamente. De inmediato informe a la compañía. Al día siguiente envío una cotización indicando que se debían tomar otras medidas como aislar el área donde el agua salía, $265 y reparación eléctrica $200. ¿Además de los $160,00?

Al insistirle que el problema continuaba, nos visitó nuevamente y tomando un nivel indicó que el problema era que el equipo estaba un tanto inclinado que por lo tanto el equipo estaba causando la salida del agua. Que había que realizar trabajos más serios, caso contrario el problema persistiría. Valor de la propuesta  $1.100 mil cien dólares.

Imposible. A dónde ir, ¿Qué hacer? Un estimado amigo trajo a casa un aparato que succionaría la tubería dejándola completamente limpia. El ya había tenido la misma experiencia. Lo hizo, pero no funcionó.

La única alternativa, la propuesta de los $1,100. Imposible. Entramos en contacto,  con varias personas para que nos ayudaran a encontrar un técnico de confianza y honesto. Una de ellas,  funcionaria de nuestro banco nos recomendó la compañía Grossman. La llamé a las 11 a.m. y a las 3:30 p.m. ya estaba el profesional,  sacando sus instrumentos de medición, con el fin de determinar la procedencia del daño, tomando muestras del conducto, pero este estaba bien.

Verificó con otros instrumentos y concluyó que el equipo estaba bien. Siguió inspeccionando en forma tal que inclusive se internó dentro de la caja sobre la cual descansaba el equipo de aire acondicionado, que es relativamente estrecha, para determinar si allí estaba el problema. Claro, ahí estaba. Uno de los tubos de PVC estaba roto. Solución. Cambiarlos. Controlado el problema. Adicionalmente hizo otros cambios con la tubería de PVS dejando todo como nuevo. Inclusive la bandeja donde llega agua del A/C hasta que quedara como nueva.

Debo expresar a a la compañía Grossmann, y  en particular a su técnico Matt nuestro más sincero agradecimiento por tan profesional trabajo, dejándonos muy  satisfechos. Valor de la cuenta $151,00 ¡Que tal!

Para comunicarse con Grossmann llamen al Tel. 772-398-9725, Port St. Lucie 1520 SE South Niemeyer Circle, Unit 7, Port St. Lucie. FL 34952.

sábado, 13 de junio de 2020

HISPANICS IN ACTION, INC. ¡EN ACCION!

OPINION, 18 de junio de 2020

“La necesidad en la madre de la creatividad”, dicen muchas personas que seguramente han tenido experiencias y que gracias a este adagio superan con facilidad o dificultad los inconvenientes que hemos tenido en los últimos meses. No solo de los últimos meses, sino que por coincidencia se presentaron con lo de la pandemia, que a todos nos ha afectado en diferente forma.

Para muchos una de las inmediatas alternativas fue asignar a los trabajadores o funcionarios de determinada categoría o conocimientos, a sus residencias como lugar de trabajo. Indefectiblemente esto trajo como resultado que se disminuyera en gran parte el desempleo, que como todos sabemos afecta en forma alarmante al país, 40 millones de desempleados.

No hay  duda que pronto muchos funcionarios regresarán a sus empresas, pero otros no, precisamente porque la experiencia superada dio origen a otras opciones para la realización de la misma labor.  

Por otro lado las empresas más afectadas fueron las pequeñas. Cómo sobrevivir sin trabajar dos o tres meses y/o además regresar al trabajo con limitaciones. Todo esto ha sido albo bien difícil de superar. Por otro lado era muy difícil que se hubiera separado fondos para este tipo de calamidades. No obstante hemos aprendido una lección que será difícil de olvidar.

Uno se pregunta cómo puede una pequeña empresa, producto de la creatividad, superar difíciles momentos como el actual. Difícil, sino que imposible. Aun así los que trabajaban con tales empresas rápidamente buscaron trabajo donde fuera viable.  

No es el momento de “llorar sobre mojado”, pues con ello no vamos a encontrar soluciones, aun así debemos ser menos confiados y si más recursivos para el futuro. Difícil, pero no imposible. Debemos recordar que si no es por los golpes que uno sufre en la vida, no va aprender lecciones que nos servirán para superar futuros escollos.

¿Qué tal que nuestro servicio a la comunidad desapareciera? Claro, no contamos con recursos para cumplir con nuestra misión. Por otro lado pareciera que cada uno coge para su lado. En otras palabras puede uno quedar solo, solo con sus ideas y deseos de superar los escollos encontrados.

De ahí la importancia de la relación con personas que trabajan en otros campos, ya que el intercambio de información puede llevar a crear nuevas opciones, que de otra manera hubiera sido imposible encontrar alternativas.

Como puede uno crear una nueva forma de enseñar si no contamos con los salones que nos facilitaban las iglesias, bibliotecas, jardines botánicos inclusive el Savannas Preserve State Park, si por razones de las restricciones no estaban operando y  solo hasta este mes de junio se están recuperando, para ofrecer a sus clientes o feligreses sus servicios.

Sin salones como poder enseñar. Esto parece imposible, esto como el que tiene tienda y  de la noche a la mañana se queda sin el local. Tiene que cambiar de profesión y  vender lo que tenía al mejor postor. Bueno, en nuestro caso  el conocimiento está con nosotros, pero no así  los salones. Cuidado que de pronto alguien nos puede dar una idea para continuar nuestra misión sin ánimo de lucro. Difícil pero no Imposible.

Nunca pensé que la nueva aula de estudio estaba en los hogares de nuestros estudiantes. Cómo,  y cómo  hacer que allí tengan inclusive una mesa o pupitre para realizar los ejercicios. Significaría esto que deberíamos ir de casa en casa enseñando. Exactamente. Solo que he ahí la genialidad de algo que no se nos hubiera ocurrido.

Pero si estaba muy claro, hasta un ciego lo hubiera visto. Si, inclusive el mismo profesor estaría desde su propia casa enseñando. Ahora menos entiendo. Si, lo que  necesitamos es trasladarnos a la residencia de cada estudiante. Esto suena loco. Pero de loco no tiene nada.

Ahora lo que haremos es que utilizaremos los medios de comunicación actuales, el computador, el iPad o el Smarthphone para llegar a ellos. Pero si esos equipos no son nuestros, como vamos a comprarlos. No. No se requiera compra. Ya nuestro estudiante lo tiene y de primera calidad. Hoy en día no hay nadie que no tenga lo uno o lo otro.

Quiere esto decir que ¡Ah! ahora entiendo le llevaremos el conocimiento a nuestros queridos estudiantes a través de los medios de comunicación disponibles. ¿Pero cuál medio? Aquí está la importancia de nuestra relación con personas que nos pueden orientar como salir adelante.

Nuestra estudiante de español, Yvette Goodiel, de la Universidad de la Florida, me llamó para indicarme que la reunión del grupo de trabajo, del cual soy miembro, no tendría su reunión trimestral en la oficina por las restricciones de movilidad, que lo harían en línea. Cómo, cuéntame por favor. Ella me comentó que gracias a Zoom.com podríamos estar en vivo y en directo escuchando la presentación y  a su vez con la opción de expresar nuestra opinión.

¡Wow! Se salvó mi organización, podemos empezar a trabajar de inmediato. Yvette será nuestra primera estudiante. Ahora por favor enséñenme cómo opera ese sistema del Zoom.com. Y ella me oriento telefónicamente que debía hacer. Luego nuestra hija menor también lo utilizaba en sus reuniones de trabajo y  por lo tanto me ayudo a aclarar cosas que no comprendía. Hispanics in Action, Inc. continuará operando como si nada hubiera pasado.

Hace ya dos meses que en la plenitud de la pandemia iniciamos nuestras clases utilizando la maravillosa obra de la ingeniería. Ahora cada curso cuenta con 3 estudiantes y un profesor que dicta la clase desde su residencia o lugar de trabajo a nuestro estudiante en su hogar o lugar de trabajo, previo acuerdo del día y la hora. Dios los  bendiga a todos.  

sábado, 6 de junio de 2020

TO BE OR NOT TO BE, THAT’S THE QUESTION?

OPINION, 11 junio 2020

En general todos tenemos una idea de la idealización de la obra de Shakespeare, donde Hamlet dice: “To be or not to be, that’s the question”? “Ser o no ser. He ahí la pregunta? Que en otras palabras usualmente se interpreta como “Is it better to live or to die”? Wow!

¿Es mejor vivir, o morir? La cosa así, refleja una época donde los duelos definían el valor del hombre, de la palabra. etc. Hoy en día su interpretación, corresponde a la vida que tenemos que vivir dadas las circunstancias y como debemos vivirla o morir, figurativamente.

No tan dramático, dice uno, quien todavía tiene techo, trabajo, comida, familia. Pero aquellos que se han visto relegados por las circunstancias o el sistema, solo por no contar con los recursos necesarios para sobrevivir con dignidad sufre tanto que de pronto vivir es algo muy triste. Triste, muy triste y de seguridad esto no va a cambiar, salvo…

Hagamos un pare. ¿Somos nosotros los que debemos decidir para donde vamos y como queremos nuestra forma de vida y la de nuestras familias? ¿El Gobierno? Si, verdad, que somos nosotros los que decidimos como es, que y que tipo de gobierno desearíamos tener.

Ahí está el problema, la pregunta: “to be or not bo be. That’s the question”?, Será que nos falta carácter, conocimiento, decisión para escoger quién debe dirigir nuestro destino y el de nuestras familias. De ser así, el sistema fue diseñado dando al ciudadano el reconocimiento de sus derechos, pero también de sus obligaciones.

Veamos el tipo de decisión que en más de una oportunidad nos dejaron perplejos para tomarla. Y porque, si son decisiones cotidianas, nada del otro mundo. Bueno no hay duda que en más de una oportunidad nos hemos visto impedidos por trabas emocionales, que una vez no ejercida la decisión, nos culpamos de nuestra incapacidad para hacerla efectiva.

Cambiemos de dimensión, pero no por ello de decisión. Viene a mi mente precisamente, ya para aquel tiempo teníamos familia, así que las decisiones debían tomarse con el máximo de inteligencia posible. Que llamamos inteligencia. ¿Inteligencia para aquellas épocas, aparentemente inciertas, con futuro de igual color?

Como iba uno a imaginarse cual iba ser nuestro futuro, nuestras necesidades, disponibilidad de que cantidad de dinero. Sera que en aquel entonces uno pensaba en el Seguro Social, en la pensión, en la vejez, en la soledad?

¿Verdad que eso no existía? La gente en general solo pensaba a corto plazo, si es que aquello se definia como pensar. Estamos tan ocupados pensando en la fiesta del vienes en la noche o de los partidos de futbol, tenis, etc. Claro eso era lo que gente llamaba…vida!

Tenía que concretar la compra de una casa. La cuota inicial era el punto fundamental, lo de más vendría por añadidura. Estaba en vacaciones, obvio en casa, ¿dónde más podría uno pensar en ir? . A quien pedirle prestado, he allí el problema.

Ya el nombre de esta persona amiga apareció en mi mente. Ojala el estuviera en el país, viajaba mucho. Pero ahora el problema era ¿cómo y que decirle, en que forma, que surtiera efecto? Obviamente desde un teléfono público no sería el lugar más adecuado. La oficina, pero estaba de vacaciones.

Rápidamente recordé de un compañero de la universidad que tenía su propia compañía y me podría facilitar su escritorio, ¡escritorio!, sí, claro, yo debía estar preparado como cuando trabajaba en mi oficina. Allí, modestia aparte, no perdía oportunidad de cumplir con mi deber, para eso me tenían allí,

Ya ubicado en “mi escritorio de administrador” llamé a quien me iba a prestar. En breve frase le comenté que hoy se vencía el plazo para pagar la cuota inicial de nuestra casa y que me faltaba tal suma, que si el me los podría prestar por un mes. Sin pestañarse dijo, ven pasa por la oficina y recoge el cheque. O lo consigo o lo consigo. En otras palabras ¿O lo hago o no lo hago? Lo hice y Dios nos bendijo con nuestra casa y a mis dos amigo un gracias, ¡que nunca los olvidaré!

 


lunes, 1 de junio de 2020

EL COVID-19 Y EL DESEMPLEO HAN CREADO NUEVAS Y COMPLICADAS SITUACIONES

OPINION, 4 junio 2020

Existen muchas cosas que no comprendemos, que no nos importan, que no tienen nada que ver con nosotros, pero en otros casos las cosas no son así. La realidad de las circunstancias hace que aun cuando no vemos, ni entendemos, comprendemos que deben ser situaciones difíciles de superar. Pagar un arriendo cuando nos hemos quedado sin trabajo.

Igual sucede con los negocios que habiendo hecho contratos a largo plazo por el arriendo de espacios costosos, han tenido que enfrentarse en situaciones inesperadas. Inesperadas significa tener que pagar por espacios que no pueden utilizar, o para utilizar parcialmente pero con un rendimiento de solo el 14%, el arriendo en su totalidad.

Esto parece imposible. Si los más de 40 millones de desempleados, obviamente han dejado de percibir sus ingresos como era de costumbre, cómo puede un o una pareja en familia cubrir el costo por utilizar una residencia, ya sea pequeña, grande, apartamento, etc.

Esto debe ser mortal, no solo para los padres de familia, sino para los hijos, inclusive los pequeños. Si con determinado sentimiento uno piensa en aquellos que tienen que vivir temporalmente o siempre en las carpas de los “homeless”. Cómo será con aquellos que uno sabe que luchan para sobrevivir, con gran dificultad, en un medio que no perdona nada, aun cuando se conduelan de su situación.

No hace mucho tiempo,  ví un video sobre aquellas personas que sin ser  “homeless”, resolvían vivir independientemente como diera lugar. Allí, apareció el caso de la señora que se cansó de su consorte,  y sin más ni más lo dejó con los ‘crespos hechos’. Al parecer el dueño de casa era el señor. No obstante la señora tomó su maleta con su ropa, no mucha, y muy dueña de sí mismo se dirigió a una área reservada por la municipalidad, en los Angeles. 

Lo valeroso, si se puede así decir, es que para ella esto era casi como un pasatiempo. Su automóvil era una camioneta que en la parte trasera la había  convertido en su dormitorio. Trabajaba haciendo mantenimiento de casas y con lo que ganaba vivía. Le preguntaron y para su defensa personal que tiene usted, ¿con qué tipo de arma cuenta? Su respuesta con el mayor de los candores, “con un aerosol que de ser atacada lo utilizaría contra su agresor”.

Lo especial de este lugar, era que entre todos los que allí vivían se protegían y ayudaban entre sí. Por ejemplo, uno de ellos se acercaba temprano a una especie de McDonald y allí el personal a cargo le entregaba partes de pizza, que se había dejado de vender y que él de inmediato se dirigía a su área y con aquellos que se habían levantado temprano, compartía, con una deliciosa taza de café que allí les permitían preparar.

Siendo esta vida triste, no lo es tanto, como para los que por años han tenido como hogar una casa o apartamento debidamente organizada, con ambiente de hogar, lleno de amor, y calor humano, en arriendo. He allí la gran diferencia.

Hoy me sorprendió el ver el aviso en la prensa que decía: “Tenants fear mass eviction as moratory expire”. Pero más me impresionaba cuando decía que tal fecha se haría efectiva el 3 de junio para la Florida.

Igual me sorprendía el mensaje de una estimada estudiante de nuestro inglés, que junto con su esposo habían tenido que vender algunas cosas ya que él se había quedado desempleado. Lo más triste está cuando ella me cuenta que también se ha visto obligada a  vender su celular para colaborar... Oh Dios, verdad que me dejo muy triste.

Hace muchos años, allá en tierras lejanas nuestros mayores decían, que debíamos economizar nuestro dinero para comprar un pedazo de tierra y allí construir, aun cuando fuera, una pequeña casa, pero que fuera tal que ‘pudiéramos meter la cabeza’.   


sábado, 23 de mayo de 2020

MANTENGAMONOS ACTUALIZADOS HOY Y SIEMPRE

OPINION, 28 may 2020

Sobrevivir no es fácil. Especialmente cuando no nos hemos preparado para la “pelea”.  Si, la faena diaria es como si fuera una pelea, uno tiene que estar preparado hasta para lo inesperado. Probablemente esta actitud se pueda considerar como negativa, pero no, hoy en día cualquier cosa puede pasar y si no estamos a la vanguardia, quedaremos muy mal con nuestros amigos, familiares, compañeros de trabajo, inclusive con nosotros mismos. Why not?. 

Hoy en día no se puede. O estamos despiertos o nos lleva la corriente. El mejor ejemplo el estado de Michigan, hoy 20 de mayo, 2020, desborde de ríos con caudal superior a las 7 pulgadas. ¡Wow!

Sálvese quien pueda. Sería injusto que así nos trataran cuando aquellos queridos vecinos se enfrenten a semejante desgracias natural. Por otro lado el nivel de muertos por efectos del coronavirus, sin incluir los que no se reportaron, ya supera los 90.000 muertos. 

Luego viene la desgracia junto con más de 38 millones de compatriotas desempleados. Con cientos de ellos haciendo cola para que les den algo para paliar el hambre. Tremendo. El hecho que no nos afecte no significa que estemos expuestos en cualquier momento. Lo que significa, no bajar la guardia y al mismo tiempo prepararnos para épocas por superar. 

En encuestas locales en Port St. Lucie preguntan qué hacer para recuperar rápidamente el mercado. Difícil. Lo que ayer era algo fácil, que todos podíamos manejar, con ganancias que auguraban seguridad. Ya hoy en día tenemos que restructurar nuestro mercado de acuerdo con lo que creemos que serán nuestros “nuevos” clientes. ¿Difícil, verdad? 

Si esto pasa a los llamados hombres de empresa, imaginémonos la tarea para espectadores con desconocimiento del mercado, nosotros, los que operamos como organización sin ánimo de lucro. El hecho de que sea sin ánimo de lucro no significa que podemos seguir en el mercado. Aun así, tenemos que ser creativos para continuar en el sistema.

 En uno de los libros de Andrés Oppenheiner, comenta sobre la necesidad de que nos mantengamos en comunicación con personas creativas que al final nos generen nuevas ideas. Normalmente esto no sucede. Seguimos con los mismos en las mismas. Bueno no siempre.

 De casualidad me comentaron de la existencia de una organización de videoconferencias, Zoom.com, la cual permitía una vez bajado su programa, realizar conferencias, clases de diferente tipo. Ya en el mercado existen Hangouts de Google, Skype de Microsoft y FaceTime de Apple. Cada una con sus diferentes variaciones y servicios.

 Una vez que bajé el respectivo programa de Zoom.com descubrí que nosotros, como profesores de inglés, francés, italiano y español nos encargaríamos de trabajar directamente con nuestros alumnos, dejando a un lado el uso de salones en 11 diferentes organizaciones, todas generosas que nos las facilitaban para realizar nuestras clases. No nos han dicho, no, pero las condiciones implican un, No. 

Pero antes, quien es Zoom.com. Eric S. Yuan. Quien después de trabajar durante cuatro años con Webex, que fuera adquirido por Cisco en el 2007, donde él trabajó como Vice-Presidente de Ingeniería. El tenía su propia idea de lo que debiera ser una organización de videoconferencia por lo tanto renuncio y se llevó a 40 ingenieros para su nueva empresa, fin cumplir su misión.    

Esta compañía para mí era extraña, pero no para otros que ya la utilizaban. Por ejemplo el número de usuarios de Zoom en diciembre del año pasado, tenía 10 millones de usuarios y para marzo de este año superaron los 200 millones. En la revista Fortune de este mes tuve conocimiento de su tamaño, servicio y facilidades para utilizar en mi enseñanza. 

Una de mis primeras estudiantes fue quien me orientó en como bajar el programa e iniciar los contactos con los estudiantes. Luego fue mi hija menor que complementó mí preparación. Esto me fortificó e inicie la promoción de nuestras clases.. 

En 45 días, pasé de una estudiante en la semana a 25 estudiantes, 3 en especial para el curso de inglés con intensidad de 2 clases semanal, 9 a.m. con inicio el 1 de junio. Lo interesante de este proyecto de cambio radical de salón de clase a videoconferencia ha sido fantástico, tanto que ahora contamos con 3 estudiantes de Ottawa, Canadá, 1 de Alemania, gran parte de “snow births” y estudiantes locales de Port St. Lucie, Saint Lucie West y Fort Pierce.

 No hay duda de que el estar relacionado con personas de avanzada, contar con revistas de actualidad, buenos profesores y la bendición de Dios nos ha permitido realizar el cambio con beneficio para todos. Expreso mi gratitud a mis estimados profesores y estudiantes y especialmente el apoyo de siempre de mi señora.