jueves, 9 de enero de 2020

EL ALZAIMER PUEDE ESTAR A LA ‘VUELTA DE LA ESQUINA’ NO LO MENOSPRECIEMOS

OPINION, 16 enero 2020

Parece que con el tiempo vemos nuevas cosas y otras las dejan atrás en el olvido. Si, pasan de moda. Nuevas generaciones de todo lo que queramos, aparecen y nos contagian. Imposible dejarlas pasar. Una de ellas la tecnología y otra la medicina, las nuevas enfermedades o mejor lo que en el pasado no se sabía a qué correspondía, hoy en día tienen nombre propio. Nombre que a todos nos puede atemorizar. Especialmente porque no comprendemos el alcance  y si al descubrirlo, nos afectará.

Una de ellas es el Alzaimer. Cómo nos puede afectar, o cómo podremos prepararnos para, de ser posible, demorar su efecto. Es algo que normalmente no le damos demasiada importancia, salvo cuando la edad nos está llegando y de pronto se presentan algunos factores en nuestro comportamiento personal que de pronto se identifican como de tal enfermedad.

Creer en el problema no nos va a salvar de sus potenciales efectos, a no ser que tomemos acciones preventivas, de inmediato. Lo que muchos coinciden es que debemos mantenernos activos, mejor dicho mantener nuestra mente ocupada. Pero mantener nuestra mente ocupada, ¿que podrá significar?

Sí la debemos mantener ocupada. Debemos averiguar si esto significa con los mismos pensamientos, trabajos, estudios o rutinas. La rutina ¿nos estará ayudando? Yo creo que no, pues solo estamos habitando, haciendo lo mismo de siempre. Se habla de aprender un idioma nos puede ayudar. Aprender cómo, tal como estudiamos. No creo, debemos cambiar nuestra mecánica, el ritmo, el interés, el intercambio, etc. etc. Creando nuevas formas, cosa que no haremos, porque no nos están pagando.    

La competencia por sobresalir, estimula la creatividad y a través de ella nuevas expectativas, precisamente porque estamos creando cosas nuevas. Cosas que demanden investigar, utilizar el computador, el Duolingo, hablar con el vecino en inglés o enseñarle español. Establecer comunicación con gente en otros países. En otras palabras añadir años a nuestra vida.  

Recientemente tuve una experiencia que puso mi cerebro a producir cosas que allí no se encontraban. Había material pero faltaba la chispa que motiva la invención. 

Tengo que hacer dos presentaciones sobre Colombia. Primero en la reunión Anual de los profesores de Hispanics in Action y la segunda ante el Club Rotario de Stuart. Pero como crear una versión más adecuada ¿si no trabajo el “powerpoint”?

No sé de dónde saqué la idea de que el nuevo proyecto compilando información sobre Colombia, al terminarlo, vaciaría tal información en un formato de “powerpoint”. Busqué en Word pero no lo encontré. Consulté con una persona allegada para que me ayudara, solo lo podría hacer hasta el marte de la siguiente semana.

Lo mejor era cambiar de estrategia, hablar con los que saben, mi hija menor. Ella debía tener mucha experiencia en estas lides y me podría orientar que hacer. Asi lo hice y fue en la forma más simple, sí, así se puede decir. Ella me dijo: ‘sácale una copia al original y bórrale todo lo que en ella haya y listo’, y así vaciar allí, la información del nuevo borrador. ¡Wow!. Tratando de borrarla aprendí como hacerlo, por pura casualidad. Esto me permitió disponer de una “nueva versión” del “powerpoint”.

Pero que pasaba, tenía que crear la nueva versión de mi presentación en el USB donde yo tampoco tenía experiencia. Después de “cranearlo” un poco, lo logré.

¿Y ahora qué? En el USB tenia archivada la versión del “powerpoint”. Ahora tenía que borrar lo allí escrito para dar espacio para la nueva versión. No fue fácil, en dos oportunidades ya había borrado la versión anterior en 45 “hojas” de las 50. Cuando el computador se “congelo”. Hice todo lo que sabía y lo que no y finalmente logré “descongelarlo”. Ahora me tocaba trasladar la nueva versión al “nuevo” formato del “programa “powerpoint”.

Pronto me di cuenta que el tamaño de material en la hoja excedía el espacio de la nueva versión del “powerpoint”. De casualidad aprendí a disminuir el tamaño, con o sin foto,  hasta que el “paste” lo aceptaba. De inmediato hoja por hoja fue siendo salvada, fin evitar el problema de la congelación. ¡Wow! Fue un poco complejo, pero una vez que hice el primero, poco a poco fui cogiendo la práctica de cómo hacerlo.

Dentro de tal proceso, lo que me tocó experimentar, motivó mi cerebro a trabajar, encontrar nuevas alternativas para solucionar un problema. Y al crearse uno nuevo, igual encontrar la respuesta. Ahora más que nunca debo continuar mi actualización, por un lado manteniéndome al tato de los cambios y como utilizarlos. Como conclusión mantengámonos alerta y no posterguemos el mantener nuestro cerebro en acción.  

viernes, 3 de enero de 2020

15 AÑOS DE HISPANICS IN ACTION, INC. ¿PROMESA CUMPLIDA?


OPINION, 9 enero 2020

¡Si! Precisamente este año cumpliremos15 años de servicio a la comunidad de la Costa del Tesoro.

Lo que fue resolución hace tantos años, se hizo realidad desde un principio. Tomada la decisión, había que empezar a formar la nueva organización. Quienes dieron vida a esta organización aún están hoy en día al frente de ella. Mary Dodge, Ana Boscan-Shaw, John Hosler y quien esto escribe.

Mary, ex periodista en Port St Lucie fue la creadora y webmaster de hispanicsinaction.org/ Ana Boscan-Shaw, profesora de idiomas quien tuvo la idea y creo el sistema que permitiera preparar a las personas interesadas en convertirse en nuevos ciudadanos de los Estados Unidos. John Hosler, asesor en Gerencia, asesoró la creación y puesta en marcha de la organización y además la presentación de conferencias sobre temas relacionados con la cultura y la economía del país y Nelson como profesor bilingüe, a cargo del manejo organizacional y operativo de la organización.

Nuestra primeras reuniones fueron realizadas en la sede de la Workforce Development Board en su sala de conferencias en el Civic Center en Port St. Lucie, gracias a la gentil atención de John Kraczkowski, director de Servicio a las Empresas y nuestra primera clase de inglés en el  Community Room del Port St. Lucie Police Department.

Podría usted creer que en estos 15 años de trabajo han pasado por nuestras aulas 18.150 estudiantes. Y que el número de aulas facilitadas por las siguientes instituciones suman un total de 22? Que nos las han facilitado sin pago alguno. Si aquí está la lista:

  • Blake Library, Stuart
  • Indian River County Library, Vero Beach
  • St. Lucie Catholic Church, PSL
  • Savannas Preserve State Park, PSL
  • Holy Family Catholic Church, PSL
  • Hoke Library, Jensen Beach
  • Morningside Library, PSL
  • First United Methodist Church, PSL
  • Port St. Lucie Botanical Garden, PSL
  • Heathcote Botanical Garden, Fort Pierce
  • Casa Viva Christian Church, Jensen Beach
  • Holy Cross Catholic Church, Indiantown
  • Golden Gate Center, Stuart
  • Citizenship classes at Ana Boscan-Shaw’s home 
  • Pruit Campus Library, PSL Tutors


Adicionalmente:

  • North Stuart Baptist Church*
  • St. Joseph Catholic Church in Stuart
  • St. Mary’s Episcopal Church
  • St. Lucie Police Department, Community room


*Clases por más de 10 años, cooperación descontinuada en julio, 2019. 

Los idiomas que hemos enseñados han sido inglés, francés, español, italiano, mandarín y alemán exclusivamente con profesores voluntarios nativos de países donde se hablan esos idiomas. 

En la actualidad contamos con 18 profesores voluntarios, incluidos dos tutores en inglés Meredith Olson y Susan Coller. El año pasado se incorporaron: Vicky Vélez, profesora para niños método Montessori, español para principiantes y actualización de Facebook/hispanicsinaction.org. Marion Welp, profesora de inglés nivel intermedio, Bourgette Germain, profesora de francés para estudiantes con conocimientos básicos, Donna Manzella-Daily, profesora de inglés para estudiantes con conocimientos básicos, Neskys Liriano, profesora de inglés para estudiantes con conocimiento básicos y nivel intermedio. 

Nuestras clases tienen la particularidad que no se rigen necesariamente por un texto, ya que enfocamos la docencia en función de la necesidad del estudiante, creando para cada clase una dinámica que permita el conocimiento práctico del idioma en su área de trabajo.

Factor fundamental de nuestro sistema, acompañarlo con exposiciones sobre temas de interés, por ejemplo, John Hosler, exmiembro de SCORE, con larga experiencia en gerencia, en las siguientes fechas y temas, de las 7 a las 8:30 p.m. en The First United Methodist Church, 260 SW Prima Vista Blvd., Port St. Lucie salón #2:

January 21 - All About Personal Credit and How to Improve Your Credit Score
 
February 11 - Identity Theft - What Is It and How to prevent Having Your identity Stolen
 
March 10 - All About Personal Insurance - What Kinds of Insurance Are There, Why You Should Consider and Where to Find It.
 
April 14 - Financing Options for Buying a Home or Condo or Townhouse – Part I
 
May 19 – Financing Options for Your Home, Condo or Townhome – Part II
 
June 16 – How to Improve Your Financial Health
 
September 15 – Personal Retirement Planning Part I
 
October 20 - Personal Retirement Planning Part II
 
November 17 - Basic Investments – Basic Investments Part I – All about stocks and stock exchanges – how to buy and where to by these types of investments.
 
December 8 – Basic Investments Part II – All about Insurance for Stocks and Credit Unions and Bank Accounts, Mutual Funds, Bonds, CDs, Regulatory Agencies, etc.

Si desea asistir, bienvenido, completamente gratis.

¡Hecho trascendental! Nuestra asesora en Citizenship, Ana Boscan Shaw, cofundadora de Hispanics in Action, Inc. ha preparado más de 1.000 coterráneos para la obtención de la ciudadanía norteamericana, completamente gratis, de los cuales 600 son hoy en día ciudadanos norteamericanos! ¿Interesado? Llámela al 772-343-8106.

Participe de nuestro cumpleaños. Lo invitamos a visitarnos en Facebook/Hispanicsinaction.org y para asistir a nuestras clases. Tarde o temprano tú necesitaras el inglés. ¿Para qué demorarlo?  Estamos para ayudarte. ¡Decídete hoy! Visítanos en Facebook/Hispanicsinaction.org. Para inscripción escribe a nelsonmerchancely1@gmail.com o llama al 772-924-1002 para mayor información.

domingo, 8 de diciembre de 2019

LA NAVIDAD SERA LO QUE TU HAGAS


OPINION, 12 diciembre 2019

Que libertad mejor escogida para poder realizar en esta Navidad, si, lo que tú quieras. No tendrás ningún impedimento para que tu hagas lo que tanto haz anhelado por tanto tiempo. A veces nos sentíamos obligados a hacer, si compras ya que era lo imperativo, lo que los comerciantes esperaban para hacer su agosto. Pero ahora las cosas van a cambiar.

¡Ah! Pero no olvidemos que tenemos familia y que muchas de las veces si no trabajamos en conjunto no gozaremos de ella. Esto significa que debemos conocer las prioridades de cada uno para así, eso suponemos, hacer algo para siempre recordar. Pero será esto ¿lo que realmente deseamos?

Será bueno hacer reminiscencias de cuando éramos chicos y nuestros padres hacían, dependiendo de la situación económica, principios religiosos y posicionamiento social aquello que aun hoy todavía recordamos, generalmente con gusto. Es probable que muchos de nosotros pasamos Navidades felices, ya que veíamos las cosas con diferente “lente”. Nuestra cultura y dentro de ello el contar  con o sin recursos económicos no nos limitaba en forma alguna celebrar “nuestra” Navidad.

¡Recordar es vivir! Lo decimos a veces con nostalgia, pero no, porqué, si salvo excepciones nunca nos faltó lo más importante un hogar, un techo, tres comidas y el encuentro con los más allegados miembros de la familia. Allí gozamos de aquello que nos hicieron creer era la Navidad. Si así fue la nuestra, no veo la razón para que no lo estemos en esta oportunidad cuando, según entendemos tenemos un mejor nivel de vida, ¿Verdad?

Aun así no puedo olvidar como nuestros padres dentro del ámbito familiar nos hicieron ver como la Navidad era algo tan espiritual, tan descomplicado, que inclusive nos permitió ver la alegría de otros chicos que posiblemente más acomodados jugaban con sus regalos, mientras nosotros los admirábamos.

Pero el gusto de nuestras Navidades fueron siempre muy sencillos pero muy dicientes. No puedo olvidar la hechura de nuestro pesebre. Nuestra bella madre nos orientaba como debería ser el nacimiento del niño Dios. En, aquel momento, niños en la plenitud de su edad, disponíamos de lo que había sido la cocina, y dentro de ella a un estaba la estufa de carbón de piedra – así recuerdo que se le llamaba – tenía un salida a la ceniza. Ah, era el lugar ideal para crear el pesebre. Y así lo hicimos. ¡Qué alegría!

¿Pero como podríamos expresar nuestra alegría? Sí ¿cantando y tocando algún instrumento? De ello no teníamos nada. ¿Pero es que se necesitaba algo para hacerlo? Claro, pero para nosotros no había limitación alguna. Armamos nuestro “conjunto musical”. Eramos cinco hermanos, cuatro de ellos, incluida nuestra hermana, y el hermano mayor que me llevaba unos cinco años y que obviamente no nos acompañaba. Aun así teniamos “nuestro grupo musical”.

La idea era sentir el gusto de “cantar”, “tocar” y hacer algo por unos pocos minutos para celebrar la llegada del Divino Niño. Claro, el problema estaba resuelto con unas tapas de unas ollas y palos cortos hicimos nuestro conjunto. Nuestra madre nos dirigía la Novena – recuerdan Nana, nanita nana, nanita ea… y luego nosotros cantábamos algo similar al Burrito Sabanero.

El “Gingle bell, gingle bell, gingle all the way” estaba todavía demasiado lejos para conocerlo y cantarlo, pero nos llegó a todos medio siglo después y en esta tierra. Ya no con nuestros bellos padres, pero si con mis hermanos y familias, esposa e hijos y nietos.

Obviamente no en aquella casa con el pesebre del Niño Dios en aquella estufa, no, con el Coro de nuestra Iglesia, The Holy Family Catholic Church, precisamente el 24 de diciembre en la “Misa de gallo”.

Cantaré como barítono bajo, como siempre lo he hecho, con tanto amor y felicidad, porque Dios nos ha permitido cosas tan lindas, entre ellas, la de estar en la celebración de su nacimiento en este país, que a su vez nos ha permitido compartir ¡la belleza de su tierra y su gente, su generosidad y lo más importante su amor! ¡Que mejor forma de celebrar nuestra Navidad!

sábado, 30 de noviembre de 2019

LA ECONOMIA ENTRA POR CASA

OPINION,  5 diciembre 2019

Existen muchos adagios propios de nuestros pueblos que aun cuando hemos dejado de utilizarlos esto no significa que dejen de existir. Especialmente porque en pocas palabras encierran mensajes que no se olvidan y continúan en nuestras mentes, a pesar de los años.

Seguramente la época moderna nos impele a comprar muchas cosas, en particular comidas en los expendios de comida rápida, dada la facilidad del servicio, sin duda lo logra pero afecta el bolsillo con mayor o menor frecuencia. Que tal los vegetales en los almacenes que los venden “frescos” o elementos que no son de primera necesidad. Esto debiera cambiar en beneficio precisamente de nuestro bolsillo.

Que tal la venta de televisores, entre otros productos, en el Viernes Negro a precio muy bajo, claro no habían podido venderlos antes. ¡Ah! pero al llegar a casa ya serán “viejos” porque los nuevos modelos se pudieron haber comprado en línea para entrega antes de la Navidad, también a buenos precios. Pero claro, no lo sabíamos.

Solo un simple ejemplo, una de nuestras estudiantes llevaba como cosa rara su celular a la clase. Frente a una duda de cómo escribir determinada palabra, le pedí la atención de chequear como se escribía, ella no lo utilizaba como diccionario. Aproveché para comentar los costos de mantenimiento mensual y su impacto en nuestra economía. Pregunté cuanto paga uno mensualmente por el arriendo de tal artefacto. Promedio de $50 dólares.

$50 dólares en 30 días solo da un gasto diario aproximado de $1,65. ¡Por cierto! ¿Recuerdan esta expresión? Visto desde este punto de vista realmente no es nada, pero si por el contrario lo vemos con el impacto en nuestra economía familiar veremos que por un año será solo $600 y si lo hiciéramos, como hacen los economistas, a 10 años, con mayor razón que tal suma se convierte en solo $6.000, si solo seis mil dólares.

Visto desde este punto de vista, afortunadamente en este país, no existen pobres, pues pueden darse el gusto de dejar de comer por tener un celular. Cuando uno se pone a pensar el costo de las llamadas telefónicas para saber si va a almorzar, o si la cita a la misma hora y cosas por el estilo vemos que nuestro dinero se esfuma, si se evapora. No es justo, esto se llama falta de organización.

¿Qué tal? No es que ganemos poco, es que lo poco que ganamos no lo usamos como la situación nos forza.

No olvidemos que cada uno hace de su ingreso lo que considera conveniente. ¡Faltaba más! No obstante debemos analizar si así podremos algún día ayudar a nuestros hijos a la educación superior. Pero como, con este costo de vida y bajos salarios, donde nos vemos precisados a trabajar en tres puestos para poder subsistir. Ah, pero nos olvidamos que si estudiamos una carrera técnica corta es probable que mejoremos nuestro ingreso. ¿Verdad?

Hablando de la economía, no hace mucho nuestra casa estuvo cercada por un lado por un lote que era como una selva. Recientemente se limpió y rápidamente construyeron una residencia. ¿Qué pasó? En uno de los huracanes la cerca quedo en el suelo. Una persona conocida la levanto cobrando $1000. Pero…claro nunca se recibió la obra. No era la mejor, ahora la pudimos ver, los travesaños instalados ya habían sido usados en otras obras, inclusive añadidos. ¡Wow!

Quien iba a pensar que nuestro “maestro de obra” nos iba a tomar ventaja. Nunca. Además quien se iba a meter en ese lote donde habitaban entre otras las culebras, ni pensarlo.

Bueno, ahora había que poner la cara y proceder a su reparación. Pero reparar significaba bajar toda la cerca para poder cambiar los 36 travesaños de 2,40 metros de largo cada uno por 4 x  6, concreto para ponerle nueva base a 5 postes. Dos cajas de Tornillos de 6.3 centímetros Deckmate, además de unos 15 nuevos listones para reponer los que se afectaron en la reparación. ¡Ha! Faltaba comentar arrendar un camión para traer tales materiales desde Home Depot. Mano de obra, etc. podría costarnos unos $2.000 a $3.000.

Si aplicamos el principio que lo poco que ganamos, lo gastamos como las circunstancias nos forzan, no tendríamos para cubrir otros gastos ya programados. Así que manos a la obra. Bueno pues aprovechando el “puente” del Día de Acción de Gracias junto con mi señora hicimos la reparación del año. No fue fácil, pero tampoco imposible. El trabajo fue hecho en unos cuatro días bien trabajados y no alcanzamos a gastar $300 en materiales de primera calidad.

sábado, 23 de noviembre de 2019

LOS PROXIMOS AÑOS PUEDEN SER LOS MEJORES TODO DEPENDE DE NOSOTROS


OPINION, 28 noviembre 2019

En mis clases de español, nuestros estudiantes nos comentan sobre cómo, con tiempo, hacen los arreglos finales, mejor dicho, antes de partir para siempre. Uno podría pensar, que la gente es pesimista y se adelantan demasiado. O por el contrario se asombra de cómo son de organizadas ya que el día final se desconoce, pero que llega, llega, no hay duda. 

Si contamos con recursos es probable que sea sencillo y ya hayamos preparado los documentos necesarios. Precisamente en nuestra clase de inglés, el reconocido expositor John Hosler hizo una presentación sobre los documentos básicos que debemos contar: Last will and Testament, A Trust, A Power of Attorney, Medical Directives, Beneficiary Designations and Choosing the Right Components for Your Estate Plan.

Será que es un problema que sea en inglés, probablemente no. ¿Será que uno es de las personas que firma todo sin darse cuenta que dicen los documentos? Mejor dicho en el caso de un testamento, lo ha leído y a ciencia cierta sabe que está dejando lo que corresponde al conyugue y/o a cada uno de sus hijos, ¿de acuerdo con la ley?

Solo un ejemplo. Debía ser sometido a una cirugía así que me presenté el día anterior, a tal procedimiento en el consultorio del cirujano, donde me entregaron documentos en inglés para firmar. Uno de ellos autorizando al médico para que realizara la cirugía de un cálculo renal. Como cosa excepcional me dio por leer el contenido. Cuál no sería mi sorpresa en un aparte decía que sí el procedimiento no era exitoso la culpa la debía asumir yo, y obviamente los costos de mi bolsillo. ¿Qué tal? De inmediato objeté y cancelé la cirugía. Se imagina usted un hispano hacerle semejante desaire ¿a un profesional de la medicina?

A la semana siguiente el facultativo me envió nota en que hacía presente que si algo me pasaba era mi culpa y por lo tanto debía firmar una carta donde lo exoneraba de cualquier responsabilidad.

No hay duda que ante las circunstancias quien no habla el idioma está expuesto a que lo ‘tumben’, mejor dicho que se aprovechen de su ignorancia. Hablar el idioma no significa que este inmune a que “le metan goles”. Eso le pasó a un conocido que al comprar un carro directamente del distribuidor le ‘clavaron’ un seguro por valor superior a los $4.000 dólares para reparaciones del nuevo carro. Firmó papeles sin darse cuenta que firmaba, lo distrajeron hablándole mientras firmaba. ¿Qué tal?

Caso de quedarnos  acá, querámoslo o no, debemos prepararnos. Somos los responsables de nuestro hogar, conyugue e hijos, sin lugar a dudas. ¿Qué significa esto? Que debemos hacer lo imposible por cumplir con tal obligación. Acá no podemos pasarle nuestros problemas al vecino o al estado, porque eso cuesta dinero. En otras palabras podemos exponer nuestro patrimonio por falta de conocimiento de las normas o las leyes.

Bueno pero que pasa cuando, como en el caso de nuestros padres se quedaron solos y para ellos la vejez fue muy dura y en más de una ocasión pasaron dificultades no solo de carácter económico, sino soledad. Solos en sus casas o pequeños apartamentos sin nuestra visita, expuestos a muchas vicisitudes.

Solo un caso de lo que le paso a una amiga. Su madre vivía sola en su casa un día se resbaló y al caer se iba fracturando la cabeza, quedando tendida en el suelo durante 36 horas sin que nadie se percatara de lo que le había pasado. Uno de sus hijos la llamó una hora antes. La madre no contesto, la hija pensó que talvez estaría en el baño, media hora más tarde volvió a llamar. Nadie contesto. Algo grave había pasado, se fue rápido a casa a descubrir que su mamé le había pasado.
Se imagina usted, sí usted, 36 horas en esa condición. Obvio que a usted no le pasara, pero…la vida no la tenemos comprada.

Que quiero decir, en este país la forma de vida es diferente a la que nosotros teníamos en los nuestros. Acá cada uno trata de salir adelante y por ello a veces nos olvidamos de la familia. Todo lo damos por hecho y eso no debe hacer así. ¿Que debemos hacer para estar más cerca de ellos cuando nos referimos a la soledad, que tal la parte de seguridad en la casa, no será posible que alguien, un vecino, miembros de la iglesia los visite? Seguro que sí, pero cuando.

Yo soy mayor de edad y pido a Dios que nos permita vivir con nuestra familia los máximos años que El disponga. Pero también me doy cuenta que si conozco a mi vecino, o miembros de la iglesia o excompañeros del trabajo de pronto a alguien podamos recurrir ante una emergencia.
También que alguien nos ilustre que hacer para prevenir una caída y tantas otras cosas.

Si usted cree que necesita ayuda o puede compartir con otras personas de mayor edad sus conocimientos y afecto les agradeceré me escriban a nelsonmerchancely1@gmail.com o me llamen al 772-924-1002.

lunes, 18 de noviembre de 2019

“SE HACE CAMINO AL ANDAR”


OPINION, 21 noviembre 2019

Es muy probable que no recordemos una de las poesías de Antonio Machado (España 1875 – 1939) poeta español de profunda espiritualidad. Solo como ejemplo veamos una de ellas:

Caminante son tus huellas el camino, y nada más; caminante, no hay camino, se hace camino al andar.

Al andar se hace camino, y al volver la vista atrás, se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante, no hay camino, sino estelas en la mar.

Precisamente cuando veo los resultados de la vida que Dios nos dio, veo como la poesía nos trae gratísimas lecciones, con tal simpleza que confirma lo que hace muchísimos años dieron inicio a nuestro andar por allá y por acá, con el éxito o sin él.

Veamos un ejemplo. Ella, toda generosa nos prometió, a su regreso de su querida tierra, semillas de una fruta casi desconocida en nuestro medio. Las semillas no aseguraban el adaptarse en nuestra nueva tierra. Aun así, con fe procedimos a plantarlas. De esto hace unos buenos años, seis u ocho. La semilla pegó y pronto sus fuertes brazos la alegría nos trajo. Todos especulaban sobre el tipo de fruta.

Estas son las cosas de la vida, que uno a veces, para no decir siempre, Dios nos regala sin tener exacto conocimiento de que será. Finalmente llegamos a la conclusión, la exquisita guanábana. Pero que como es, que tamaño, que tiempo de crecimiento, sería afectada por los insectos, crecería como lo hicieron sus mayores, allá en ¿algún lugar de Costa Rica?

Si, así tendría que ser, solo se necesitaba fe, ¡ah! pero también trabajo y sobre todo que contara siempre con la humedad necesaria para no afectar su proceso reproductivo. Pero que tal el subsuelo, que le había dado la bienvenida. Si, muchas personas hablan del suelo arenoso de nuestra tierra. De algo tenía que ser, pero nunca pensamos que este, les llegara a afectar.

Dicho y hecho, esas semillas venían bendecidas. Nunca han “chistado” nada. Siempre han estado ahí, creciendo con su vigor nativo, con la fuerza que de familia venía. No solo fue al principio, no, ha sido siempre y hasta la fecha ninguna ha mostrado cansancio en su diario vivir, por el contrario pareciera que, precisamente, el medio era más que adecuado para su desarrollo.

Mucho tuvo que ver el alimento que se le proporcionaba, Si abono casero conformado por las cortezas de las frutas, en particular banano, naranja, cebolla etc. ¡Oh! Y qué decir del agua pura de la lluvia que sagradamente guardábamos en lo que era un recipiente para sacar la basura y de tinas de plástico que permitían almacenarla. Esta agua
indefectiblemente venía con la riqueza del agua pura, no tratada, simplemente; preciosa agua lluvia que nunca nos ha fallado. 

Sin lugar a dudas, pasaron los meses y algunos años y la primera cosecha no se hizo esperar. Estábamos haciendo camino al andar. Lo importante era que no le faltaran sus cuidados. Pronto aparecieron sus “amarillas botones” y de ahí el principio de una fruta.

Las 15 primeras plantas se han convertido en otras 10 más, procedentes de las semillas de las primeras. Unas han crecido más que otras, Una de ellas, que ha sido nuestra sorpresa, de haber demorado su crecimiento, nos ha expresado su alegría con 10 guanábanas. Esto es para nosotros algo de especial atención y cuidado.

Si, las ardillas se la pasan merodeando continuamente a la espera que la que esté madura les sirva de alimento. Más de una sorpresa nos ha  dado, cuando finalmente determinamos que tiene la madurez necesaria, la tomamos antes de que ellas las aprovechen. En algunos casos se han caído de la planta y descansan en el suelo.

Si nos hubiéramos detenido a analizar las características de nuestro suelo y la viabilidad de que tales semillas no aclimatadas darían resultado, no hubiéramos hecho nada. Los costos de análisis de tierras, tipo de semilla, procedencia, etc. no nos lo hubieran permitido.

Solo bastó nuestra fe de que esta era su tierra y nosotros los felices nuevos dueños de sus frutos. En otras palabras se hizo camino al andar. Sí, todo lo que les he referido es fiel reflejo de que hemos creado el camino que nos da sus frutos. Bueno, igual nos puede pasar o nos pasó en la vida, estamos donde estamos porque Dios así lo dispuso, pero también que nuestra fe que nos permitió, lograr entre otros, el éxito esperado.

domingo, 10 de noviembre de 2019

SEGUNDA OPINION EN CASOS DE ATENCION MEDICA


OPINION, 14 noviembre 2019

Existen muchísimas cosas que no conocemos de la cultura americana, no solo de ella, de muchos países donde temporalmente vivimos y no tuvimos oportunidad de enterarnos. De paso es posible que no hubiera habido necesidad. Pero en el caso específico de este país, sin duda alguna debemos conocerlas, para así aprender de ellas y disminuir el efecto negativo de otras.

Solo hablaré de la Segunda Opinión hablando de dictámenes médicos, en especial. Por tradición en nuestros países latinoamericanos, contamos con lo que se llamó el médico de la familia que hace muchísimos años nos visitaban en casa o en su consultorio no lejos de nuestros hogares.

Acá, y en función del tipo de seguro de salud uno puede o no tener su “médico primario” y luego el médico especialista, etc. Lo que ellos digan es algo que se debe seguir. Seguramente y frente a la duda de que su conclusión, sobre nuestra salud, no sea la óptima, en muchos casos no recurrimos a la segunda opinión. No es que desconfiemos de la capacidad del médico, no, es que cada profesional puede ofrecer un diferente y más eficiente procedimiento.

Es posible que no siempre este procedimiento funcione. En mi caso si ha funcionado. Precisamente recuerdo, al tener conocimiento que nuestra estudiante de español tenia falencias cardiacas críticas, se le comentó consultar con especialistas en centros médicos en Nueva York. Asi lo hizo pero lamentablemente allí falleció.

Aun así, el punto a considerar es el de la segunda opinión y de cómo hacerlo, basados en nuestros puntos de vista o conocimientos médicos. Ya en el pasado se me presentaron las dudas sobre la disponibilidad de tratamiento médico adecuado, fuera del país, con notables avances positivos.

Por ejemplo, frente a un procedimiento que requería cirugía, en un consultorio, con terminación del procedimiento con el médico especialista en cirugía plástica, en otro consultorio, en las horas de la tarde. Inicialmente lo acepté. ¿Pero con quien consultar tal viabilidad? ¡Con Youtube! Allí encontré videos de los procedimientos quirúrgicos por los cuales pasaría, notando como se desarrollaban en un mismo centro médico, con el respectivo laboratorio, para ir determinando la existencia o no del cáncer a extirpar.

Dado que el área expuesta a tal procedimiento, era en la nariz, máximo cuidado se debería dar, para no exceder la incisión inicial y posteriormente el trabajo del cirujano plástico para cerrarla sin dejar rastro de ella. Ya con anterioridad había tenido experiencias muy positivas al no seguir el procedimiento determinado por el médico. En este caso, debería seguir el mismo procedimiento, la segunda opinión.

La clase de seguro médico y su cobertura me permitía buscar el profesional médico especialista en el tipo de cirugía, con el equipo de laboratorio a su disposición. Que mejor, donde ya había tenido una exitosa cirugía y además, quien descubriera lo que varios galenos no dieron, sin darme una solo calmante para controlar mi dolor de varias décadas. La Clínica Mayo en Jacksonville, FL.

Cita médica en término de días, primero con el médico general, pero luego y directamente con el médico cirujano especialista.

¿Conocía yo mi médico? No, pero si sabía el apellido, Dr. Martínez. Lo conocí en el video, donde precisamente él realiza la cirugía y explicaba el procedimiento. Algo importante para desplazarnos a Jacksonville, cuatro horas de viaje, salir a tiempo, para llegar allí hora y media antes. Tres de la mañana.

Estar en la Clínica Mayo, es estar en la Clínica Mayo. Me siento en casa, ya sé que debo decir, a quien, como, donde, etc. Todos los contactos fueron telefónicos. Desde el momento de arribo me presente en la oficina respectiva, así que unos minutos después ya estaba en la sala del especialista. Datos habituales con la enfermera. Llega el doctor, de inmediato un saludo en español, ¡Wow! Colombiano, Bogotano. Continúa parte en inglés y parte en español.

Me indica procedimiento a seguir y que hará lo imposible para no afectar la nariz. Entra fotógrafa, tomas fotos de las áreas en evaluación, luego enfermera regresa y junto con el doctor inician procedimiento de biopsias. Queda todo listo, próxima semana me indicarán resultados. Se fija fecha de la cirugía para 28 de enero. Imposible antes por cirugías ya programadas.  

Salimos con mi señora del consultorio felices, agradeciendo a Dios me haya permitido llegar hasta este centro de excelencia médica y de atención personalizada, asegurando, así, el éxito del procedimiento a seguir. Una vez más la Segunda Opinión ha logrado su objetivo, tratamiento con  un experimentado cirujano especialista en “basal cell carcinoma.”