viernes, 25 de mayo de 2018

WE CAN’T WIN THEM ALL


OPINION. 7 junio 2018

Como así que “nosotros no podemos ganarlas todas”, será esta la traducción ideal de “We can’t win them all”. Creo que sí, pero si usted, estimado lector tiene una más apropiada le ruego me la envíe a mi e-mail nelsonmerchancely1@gmail.com. 

En nuestra primera clase de English conversation class, llevada a cabo el martes, 22 de mayo, 2018 en la sede de la The First United Methodist Church en Port St. Lucie, nuestra profesora invitada, la abogada especializada en inmigración, Anne Ketover Watkins, muy gentilmente nos envió una copia del documento sobre requisitos para tramitar la ciudadanía, versión en inglés. Casi que no la leo, pensando que no decía nada nuevo. Falso, hay mucha información que nos hace falta, no solo para nosotros sino para nuestros familiares o amigos.

Pero lo interesante es la facilidad o dificultad para poder entender sobre los diferentes temas, relacionados, uno con el otro, sobre los trámites y como iniciarlos si antes de los 5 años de contar con la “Green Card”, si en inglés o español, si ha permanecido ausente del país por determinados tiempos, etc. etc. En otras palabras si creemos que ‘todo lo sabemos’, estamos crudos. Por otro lado la complejidad del lenguaje ‘moderno’ utilizado por los especialistas en inmigración, nos quedamos cortos.

Me contaba una miembro de nuestro coro del Treasure Coast Community Choir antes de nuestro concierto del dia domingo en la Iglesia Bautista del Norte, que para los residentes de la Florida, el hecho de que se hubieran presentado tanta lluvias fuertes eran indicios de huracanes. Normalmente nosotros residentes recientes a duras penas conocemos la US1, la I95, Tradition, Aldy, Walmart, Windixie y ……lo que puede implicar que no estamos al tanto de datos historicos familiares, que como esta señora sabe de lo que nos espera el tiempo este año.

En otras palabras no es conveniente que estemos ausente de lo que nos espere y solo tomemos acciones preventivas, cuando ya todo está próximo a suceder, mejor dicho tarde. Esto no solo nos pasa a nosotros también al resto de población, que desde niños han vivido en este estado. Así que actualicémonos pronto, fin prevenir dolores de cabeza.

Precisamente el año pasado las fuertes lluvias para estos días hizo que se presentaran inundaciones en varias partes de la Costa del Tesoro, en especial, y en otras regiones, Fort Pierce y Port St. Lucie para mencionar unas. En nuestra residencia, en la parte del patio se presentó una, que nos afectó en particular nuestra cerca y las plantas sembradas en aquel lugar.

Tal evento nos motivo a tomar la decisión de abrir un canal a unos 70 centímetros de la cerca que dan tanto al occidente como al oriente con salida a la calle. Fue toda una odisea, ya que no contábamos con los materiales propias para hacerla. No obstante visitas al almacén Restore en la plaza en la esquina de la US1 y la Port St. Lucie Blvd., conseguimos las herramientas necesarias a precios al alcance de cualquier bolsillo.

¿Qué pasa ahora? Las lluvias recientes nos advirtieron que no nos confiemos. Ahí vemos en las calles como los ‘lagunas’ casi se desbordan, subiendo a sus máximos límites. En nuestro patio el exceso de agua se hizo sentir, tanto que debimos tomar acción de inmediato.

Tuvimos una maravillosa experiencia. Netflix tiene unos documentales muy interesantes en particular sobre lo que islas habitadas pero no de gran extensión han logrado un nivel de desarrollo envidiable, basado en el uso de sus recursos pero tomando ventaja de su muy variable topografía. Una de ellas en el documental “Islands of the Future”, Madeira, cerca a las Islas Canarias en el Atlántico, nos dejó una lección muy práctica. Cómo recoger el agua en sus montañas y a través de canales, con mantenimiento continuo, traerla para convertirlas en energía con su hidroeléctrica y luego para regadío de cultivos en sus lomas con procedimientos rurales, pero muy efectivos.

Tal experiencia nos ayudó para organizar este año la limpieza y mantenimiento de nuestro canal en forma tal que en término de unas tres horas bien trabajadas, quedara lista para la captura de agua y trasferencia al canal y final entrega  a la canal de la calle. Fue ardua la tarea, pero de gran satisfacción ver como uno tiene amor por su terruño y en haras de su bienestar, realiza labores tan agradables como aquellas de protección de nuestras plantas y de nuestro futuro en esta preciosa tierra de la Florida. ¡Dios los bendiga!

Es posible que no podamos ganarlas todas, pero con amor y trabajo, podemos hacer muchas cosas a bajos costos y grandes rendimientos. Haga la prueba y manténgame informado.   


domingo, 20 de mayo de 2018

UNA COSA ES ‘HABLAR’ EL IDIOMA Y OTRA CONOCER LA CULTURA


OPINION, 24 mayo 2018

Por qué será que muchas veces nos dan en la cabeza y no entendemos la razón. Si, muchos de aquellos que nos aprecian nos dan muchos consejos o recomendaciones que nosotros ‘hacemos los oídos sordos’, no los escuchamos. Y no los escuchamos hasta que en carne propia sufrimos sus efectos.

Uno de tales recomendaciones es nunca firmar ningún papel o documento sin antes leerlo, en forma minuciosa. Esta es la primera parte, la segunda es entendiendo lo que allí se dice y los compromisos que asumimos y debemos cumplir al pie de la letra, o nos veremos obligados a cumplir, generalmente con efectos a nuestra propiedad.

Pueden haber momentos en que arriesgamos nuestra integridad y la de nuestra familia, con el solo prurito de que “yo se lo que estoy haciendo”. Máxime error, cuando no solo nos vinculamos nosotros sino el bienestar de nuestra familia. Hoy en día no podemos decir “porque el que mando soy yo”, se podría uno quedar solo de la noche a la mañana por malbaratar el peculio familiar.

Parece sencillo, pero no es cierto. Lo que si es cierto que por nuestra falta de experiencia y preparación estamos expuestos a realizar malos negocios o negocios que nos pueden traer compromisos económicos que afectarán nuestra tranquilidad familiar. Firma de documentos de pago es lo más común.

La falta de experiencia, conocimiento y preparación puede ser la falla que nos puede afectar, además de los momentos psicológicos donde movidos por la ansiedad de cierre de un negocio no leamos y objetamos a tiempo, sí así corresponde, tales documentos. Y esto pasa inclusive a ejecutivos o presidentes que firman ante la premura de cumplir otras actividades, así que nosotros no somos la excepción.

Adicionalmente a lo que he citado uno de los problemas que más nos pueden afectar y no queremos entender es el del desconocimiento del idioma. Imaginémonos en Paris o en Frankfurt, Alemania, sin conocer el idioma, firmando documentos de compra de una casa o aceptando un préstamo de dinero sin fijar la tasa de interés fija o variable de acuerdo con la economía. Queda uno amarrado de por vida.

Y esta segunda  lección del idioma deja la puerta abierta a otras manifestaciones que pueden afectar, inclusive países. Mire solo lo que le ha pasado a países quedando al borde del descalabro económico. O pretendiendo afectar otras economías sin analizar los efectos adversos a que están sujetos sus países.
Pero regresemos donde veníamos. La importancia del conocimiento del idioma, por un lado, pero que tal su cultura si su “modus vivindi”, el que rige en los negocios, en la vida familiar, etc. Sin llegar a tener una idea de su manejo, estamos en exceso expuestos a cometer errores irreparables.

Ahora, ante la ausencia de la experiencia lo mejor asesórese de un abogado de confianza que revise todo documento a firmar, inclusive el correspondiente a la compra de un carro y en este caso en particular los valores que no fueron negociados en particular los “Road Hazard Tire and Wheel Coverage”, “El Mechanical Failure Service Contract” y el “Car Care Service Plan” que puede superar un total de US$4.000, si cuatro mil dólares.

Una vez revisados y determinada la cuantía, asegurarse de que es una cantidad manejable, que tanto los ingresos como los egresos están bajo control y que no serán un problema económico que lo pueda afectar, mejor dicho que vaya a afectar a sus seres queridos, ¡la familia! 


lunes, 14 de mayo de 2018

EL FUTURO ESTA EN NUESTRAS MANOS MANOS A LA OBRA


OPINION, 17 mayo 2018

A que se deberá que nos quedemos atrás, si, relegados, expuestos a ser discriminados. Sencillo no hemos hecho la carrera que debiéramos haber empezado años atrás. No hemos tenido profesores o entrenadores que nos preparen, pero lo que es peor de ellos haber aparecido, ellos a su vez no nos  hubieran encontrado. ¿Por qué? Porque estábamos escondidos bajo el manto de la ignorancia. Este país, en particular, ya no es lo que fue hace unos años y lo que dejo de ser después de la II Guerra Mundial. 

¿Será que uno es muy pesimista? No creo, lo que pasa es que no nos hemos propuesto superarnos, ser cada día mejores, nos contentamos fácilmente con ‘ser plato de segunda mesa’  o cualquier plato de lentejas y esto nos limita en forma definitiva. Un solo ejemplo.

Aprender a hablar inglés, primer escalón fundamental para aprovechar las grandes oportunidades.  Por ejemplo, vamos a dar un curso sobre Conversación en Inglés en la Iglesia Metodista en Prima Vista a partir del 22 de mayo de las 7 a las 8:30 p.m. Un curso muy dinámico donde expositores de experiencia nos hablarán sobre inmigración y DACA, cómo manejar nuestra economía, cómo surgir, cómo superarnos, etc. Los estudiantes tendrán que leer artículos relacionados con el tema de la clase para así establecer dialogo con los expositores.

Los que me llaman, al saber que tienen que prepararse, me prometen enviarme un correo electrónico confirmando asistencia. Bueno, el 99% no lo envían. Que pasa, donde ha quedado el  deseo de superación, el de dar el primer paso para crear un nuevo futuro.

Una potencial estudiante me dijo que era el miedo. Es posible, pero si uno ofrece las alternativas que lo pueden sacar de ese marasmo, por qué el solo hecho de no enfrentarse al cambio, que  cada uno de nosotros debemos encontrar, alguna forma que nos permita mejorar, porque el problema es nuestro. Si nosotros no superamos nuestras incapacidades, esto nos afectará en todos los reglones de nuestra vida.

Nosotros no debiéramos permitir que nuestra incapacidad nos limite en tal forma que estemos al borde del fracaso, de la “deportación”. Para que le puede servir a cualquiera de nosotros que cualquier país nos diera la opción de estar durante 20 años en Europa o latinoamericano si al final resultamos con que en mi país no conozco a nadie y que para empezar de nuevo. Wow. Donde están tantos años de oportunidades, de opciones de todo tipo en este país. Donde estábamos, ¿que nos pasó?

Verdad que algo nos hace falta, visión puede ser la solución y luego  dedicarnos en forma definitiva a lograr lo que nos hemos propuesto. No hemos aprendido a caer, aprender y levantarnos. No hemos aprendido a amar lo que deseamos ser, siempre pensado en pequeño en seguir en nuestra “confort zone”, no nos hemos preocupados por estar rodeados de ganadores.

Afortunadamente muchos han sacado la cabeza por nosotros. Hay muchos que a tiempo “hicieron camino al andar” y hoy se ufanan de haber aprovechado cada día y cada noche. Y lo lograron, ¡Felicitaciones!

A que se deberá que no nos hemos preocupado por aprender lo que nos permita ser dueños de nuestro futuro. Reinventarnos, tener la capacidad para saber que no somos lo que queremos, que nos estamos engañando, pensando que otros no lo saben. Claro que ellos lo saben y nos utilizan y nos dan como ejemplo. Pero no todo ha sido así.

No hace mucho un trabajador me dijo “tengo casa en mi país y cuenta bancaria” además “acá también tengo casa y hay días que mi hija menor me dice papi en cual ‘troka’ nos vamos hoy”, que tal. Que nos ha faltado para superar las barreras que hemos creado, porque ganas no nos faltan. Cuando llegamos a este país no todos entramos por un aeropuerto, fue a pie, sufriendo innumerables problemas pero lo lograron. Pareciera que hasta ahí los trajo el tren.  

Que fue lo que falló, a que se debió, será que es demasiado tarde para superarlo. Nunca es tarde. Una vez que reconozcamos que nosotros tenemos la capacidad para salir adelante y que en nosotros está esa dinámica que vence cualquier escollo, todo el panorama cambiará, veremos el universo con otros ojos y a su vez otros ojos nos verán como los precursores de una nueva legion de hombres y mujeres capaces de lograr ese cambio.

El día llegará que reconocerán lo aguerridos que somos y que nadie pasará por encima de nosotros, porque seremos nosotros los que les daremos la lección. 

sábado, 5 de mayo de 2018

TRABAJO QUE NO SE HACE, SE DEJA DE HACER


OPINION, 10 mayo 2018

Siempre he tratado de hacer hoy, parte de lo que tengo para mañana. Pero también es cierto que en más de una oportunidad he dejado para mañana algo que no quería hacer hoy. Esto último puede, no ser conveniente, aun así me doy cuenta que no siendo algo imprescindible y pueda  afectar a alguien, hago lo máximo para hacer lo que me he comprometido, tanto que con relativa frecuencia me han agradecido una pronta respuesta.

En el proceso de hacerle mantenimiento a nuestra casa, tuvimos un percance que a pesar de haberse tomado la acción correspondiente, el equipo comprado no contaba con la calidad esperada, razón por la cual lo que antes fue una gotera casual ahora se convirtió en una continua.

Claro que cerrando el registro pudimos controlarlo. Pero resulta que en el proceso de cambio de la tubería viaja con el equipo nuevo, por omisión del técnico en soldar una conexión se humedeció el piso. Esta reparación no se podía posponer, por lo que hubo que arreglarlo de inmediato.

Al requerir al proveedor de tal equipo que nos enviara el repuesto que él ya había previsto que se iba a dañar, asi aparece descrito en las instrucciones de instalación. Esto tomó más de tres semanas para llegar. Ante nuestra insistencia el proveedor solo atinaba a informar que lo enviaría por el mejor sistema de despacho con seguimiento minuto a minuto donde se encontraba. Sistema que en ninguna forma podía disminuir el negativo efecto que ya había causado la compañía Delta.

Al efectuar el arreglo de tal gotera en el baño, nos dimos cuenta que había que dar una remozada a los azulejos. Pero precisamente este es el tipo de cosas que uno prefiera dejarlas para cuando nos quede un tiempito, cosa que generalmente no sucede a no ser que busquemos otra buena razón para no hacerlo a tiempo.

Bueno, el pasado fin de semana tenía en mente pintar parte de la pared que da al patio, pero llovió y eso me ayudó para encontrar una excusa para posponerlo. Pero también es cierto que cuando toca toca. Precisamente eso fue lo que me sucedió el sábado pasado. Dispuesto a descansar alrededor de las 9 p.m. me di cuenta que los azulejos me estaban “llamando” para que les diera la mano que ‘ellos sabían’ yo les había prometido.

Afortunadamente nuestro técnico, al consultarle sobre cuál sería el producto más práctico para llevar a cabo mi tarea, me recomendó el Dynaflex230, que compre de inmediato, bueno para resanar canales, ventanas, puertas, ‘siding’, ‘trim y ‘flashing’ y “ni corto ni peresoso” inicié mi trabajo alrededor de las 10 de la noche. Y lo que es sorprendente lo hice con gusto y me quedo para que me contraten. Son de los trabajos que uno queda tan contento que a media noche se levanta para poder admirar la “proeza’ realizada.

Una vez que lave las paredes y la tina, eso quedo como para in baile. Pasé al otro baño para lavar un pedazo de toalla que me había servido de compañero de trabajo para dejar todo resplandeciente. Cuál no sería mi sorpresa que en este baño también hubiera que hacerle un pequeño trabajo, que no se podía postergar. Bueno, con buen talante de inmediato lo realicé con tal bendición que al dar el último toque se me acabó el sellante. No se llama esto suerte ¿precisamente a las 11:30 p.m.?

Realizar un trabajo como el que hice es digno de admiración, así que me dije, “primero démosle gusto al gusto y me serví una copa de vino rojo e inicié algo que me gusta muchísimo, escribir para mis estimados lectores. La razón, sencillo, si algo me precio en este bello país es que acá tuve que cambiar algunas cosas en forma muy favorable, más trabajo y conste que no es por evitar el pago, no, es por la satisfacción que siento de la labor cumplida. De hacer lo que hay que hacer, con gusto, con la satisfacción del deber cumplido.

Doy gracias a Dios de haberme hecho como soy, mejor imposible. No es difícil para mí hacer lo que me he comprometido sea o no función que debo cumplir. Para algo Dios me premió con una dinámica forma de hacer lo que él sabe que yo haré. Que no le fallaré.

Antes de irme a descansar, permítame verificar si realmente mi trabajo tuvo la calidad que siempre he imprimido; Dios los bendiga y tengan una feliz noche, o no, un feliz domingo, ya está próximo a amanecer.

martes, 1 de mayo de 2018

WHO YOU ARE WITH IS WHO YOU ARE


OPINION, 3 mayo 2018

¿Difícil de entender? Creo que no, claro, sí no sabe inglés no lo va a entender. Si le intriga el título, toma el diccionario o busca una persona que hable el inglés, seguramente lo entenderá. De pronto, quien uno cree que habla el inglés lo tenga que leer un par de veces para comprenderlo. El solo hecho de consultar con alguien que lo comprenda ha dado usted un paso hacia adelante. Tal título nos orienta a determinar lo que ya sabemos en español pero no ponemos en práctica. “Dime con quién andas y te diré quién eres”.

Esto parece muy atrevido. Es posible, en particular si usted se ha mantenido con los mismos en las mismas. Si, con los que llego a este país, de seguro no ha sido posible salir adelante como lo previó. Pero sí por el contrario buscó y encontró personas que le enseñaron como trabajar, hablar, preguntar, estudiar, seguro que hoy se encuentra en condiciones diferentes.

No hay duda que la tecnología se ha metido en todas partes. Será que es nuestro problema. Depende para donde vayamos. Como así, sí, si queremos progresar y salir adelante tenemos que estar preparados. Pero estar preparados es algo relativamente complejo. Muchos de nosotros fuimos a la universidad, pero eso fue cuando las condiciones de vida y los negocios se manejaban en forma completamente diferente.

Recordemos, solo como ejemplo, hace unos 40 o 50 años y es muy probable que en la actualidad, algunas personas lleven su contabilidad en forma manual y les funciona para manejarla en casa, pero no cuando uno sale de casa y entra a competir.

Un simple ejemplo. Uno de nuestros estudiantes me comenta como el Medicare le venía cobrando una suma determinada razón por la cual en los dos últimos meses no le cobro, lo que de inmediato le sorprendió. Habian cambios en los montos a pagar que lo beneficiaban, desde hacía unos meses.

Las normas del gobierno hacían que $500 dólares mensuales se utilizan para el financiamiento del Sistema de Salud, pero que al cambiar la legislación del actual gobierno ya no había necesidad de contribuir con tal suma, por lo tanto él debía disminuir tal cantidad mensualmente. Inclusive debía cambiar la instrucción a su computador que mensualmente y para las fechas programadas le giraba el cheque respectivo.  

Lo importante en este caso es como el computador un aliado de esta persona para agilizar sus pagos y seguramente muchísimas otras cosas que van acordes con sus conocimientos y necesidades actuales.

¿Que nos puede pasar a nosotros? Aun cuando tenemos que pagar, esperamos que nos llegue el recibo y con el vamos al banco y pagamos la respectiva cantidad. Es posible que hayamos avanzado un tanto he instruido a la compañías de servicios públicos para que mensualmente, en determinada fecha, retiren directamente de la cuenta bancaria la cantidad respectiva.

Que nos ha pasado, sencillo hemos seguido viviendo en las mismas condiciones que llegamos y por lo tanto los conocimientos que tenemos son los de aquella época, con muy pocas variaciones, salvo el uso de los celulares y la TV. Nunca nos toca llenar formularios en línea y en otro idioma, por lo que no nos preocupamos por ello. Pero si llegara el día, seguro que no estamos preparados.

¿Cuál es el problema? Que en lugar de avanzar cada día un uno por ciento, henos retrocedido igual cantidad.  Cuando avanzamos ganamos por lo menos un 37.78% anual, pero cuando vamos de par atrás bajamos un 0,03. Esto en números no nos dice mucho, lo que da como resultado es un mejoramiento de los contactos para unos, mientras que en el otro se han deteriorado.

GIVE AND YOU WILL RECEIVE

Otra vez el inglés. Sí, porque llama la atención y de comprenderlo afirmara lo que ya sabe. Dar y recogerás, esto no es nada del otro mundo, pero pareciera que en inglés es diferente, no, el mensaje es el mismo. ¿Qué tal “has dado mucho y recogido poco”. ¿O no das abasto en recibir? Si, así ha sido, felicitaciones, pero si no, es hora que analice a que se debe que estemos rezagados, “por qué nos dejó el tren”?

“Es que nacimos así”, ni lo diga y menos lo repita. Siempre tenemos una respuesta para fundamentar nuestras fallas. No hemos utilizado la estrategia apropiada. Y es que eso cuesta. Claro nada llega a nosotros porque sí. Tenemos que buscarlo para poderlo hallar. Y es aquí donde a cualquier edad nosotros podemos dar no solo con la idea de recibir, no, de  sentir la satisfacción de la labor cumplida, con los nuestros, con nuestras familias, con la comunidad, con la sociedad.

domingo, 22 de abril de 2018

QUE TAN PREPARADOS ESTAMOS PARA HACER COMPRAS


OPINION, 26 abril 2018

Es muy probable que para compras caseras de cada semana estemos preparados ya sea pagando más por las tiendas o supermercados que tienen “productos frescos”. Eso es lo que unos dicen para ameritar que pagó de más. Todas las tiendas  “venden fresco” algunas con la ventaja de a bajos precios.

¿Pero que tal cuando de comprar un vehículo o una casa se trata? Partamos de un principio por mas expertos que nos sintamos en algo fallamos, ya sea el precio, el tipo de vehículo, el color, la fecha de entrega, la firma de papeles de compra, seguros, etc. ¿Será que nos tenemos que preocupar por todo ello?, claro y muchísimo más. Es nuestro bolsillo y recursos de nuestro hogar.

Recientemente me comentaban del caso de una familia que deseaban cambiar de carro antes de la fecha de vencimiento de un “leasing”, arrendamiento de carros. Tenían en mente un carro pequeño. Existen demasiados modelos de ese tamaño dentro de las compañías clásicas disponibles en nuestro medio.

Con el fin de adelantar los trámites de entrega del carro “leased” visitaron al vendedor. El vendedor les presentó la opción para compra de uno nuevo. El carro pequeño que se deseaba se convirtió rápidamente en uno con un valor de $24.000. Pero es que ellos no venían a comprar solo para saber que hacer. De inmediato el vendedor llamó a otro de los peritos para que lo orientaran sobre la conveniencia aprovechando la visita.

El comprador se logró deshacer de la estrategia de ataque del vendedor y se fué. Ya en casa empezó su búsqueda de un vehículo pequeño, inclusive en una sucursal de la misma compañía vendedora. Esta le ofreció un carro relativamente pequeño por casi la mitad del que le habían propuesto. Razones de trabajo, le impidieron visitar al distribuidor.  

El vendedor una vez más lo llama para ofrecerle una magnifica opción, agradeciéndole lo visite. El dice que en dos días. Ira junto con su esposa y una vez más se inicia un lleva y trae de ver el carro, llenar el formulario, determinar cantidad a pagar, pero sin concretar, etc.

Pasadas unas cuatro horas de lleve y traiga se llega a una conclusión, no sin antes negociarse la cuota inicial y el período de financiamiento, pero sin mencionar el precio total, solo la facilidad de pagarlo en cómodas cuotas mensuales.

Viene luego funcionario de la sección de finanzas de la compañía para hacer algunas preguntas complementarias. Invitándolos para que en corto tiempo firmen documentos de venta. Van a su oficina y allí durante una media hora firman todos los documentos. PARE. Hay una cantidad por casi un tercio del precio de venta que él no conocía. Consulta y le aclaran que no se preocupe que eso la dará “peace of mind” ¡Ah! bueno, y firman.

El comprador se ‘despierta’ y le consulta a un amigo que pasa con semejante cifra. Le dice si usted no está de acuerdo pide que se lo “delete”, en otras palabras que se lo borren. Sin perder el tiempo va directamente al jefe de finanzas, quien va al encargado de la firma de documentos. Que todo está arreglado. Bueno, gracias, dice él y va a recibir el coche. .

Dos días después no sabe que ha pasado y no cuenta con el documento corregido debidamente firmado. Ante su duda nuevamente habla con la persona a cargo, quien le dice algo que lo deja intranquilo pero no por eso caso resuelto.

Finalmente el comprador toma decisión y prepara carta dirigida al jefe de sección de ventas y va a sus oficinas sin más ni más. El jefe muy amablemente recibe la comunicación, le escucha su preocupación y va a hablar con la persona que recoge las firmas. Los documentos estarán listos en un par de semanas.  

Es cierto, no las podemos saber todas, pero si no aprendemos, más de una vez nos van a vender “gato por liebre”, con nuestro visto bueno.

Definamos con tiempo que queremos. Coticemos con varios proveedores el mismo tipo de carro.

Consigamos un ‘asesor’ que lo/s acompañe en las diligencias de compra.

Exija que junto con su ‘asesor’ verifiquen todos los recibos que se van a firmar.

Estando todo en orden proceda a firmar, antes no. No firme nada que lo comprometa.

Mientras usted tenga la plata en el bolsillo, usted manda, una vez firme “no hay tu tía”.

sábado, 14 de abril de 2018

EL COSTO DEL AGUA


OPINION, 19 abril 2018
De inmediato saltamos cuando vemos indicios de alza en el costo del precioso líquido. Dije ‘precioso’ en otras palabras que es invaluable, que lo que estamos pagando es poco comparado con su valor. Muchas interpretaciones se pueden hacer, lo que sí es importante es que nosotros nunca valoramos el precio de este líquido, un momento…hasta que nos haga falta. Mejor dicho hasta que “nos cortan el chorro”.
No debiera ser así. Debiéramos ser conscientes de su valor y también de la potencial escases. Valdría la pena que un día de estos, con nuestros celulares tomáramos un video de como usamos el agua para darnos cuenta si es que desperdiciamos o mal usamos este líquido a nivel de nuestros hogares tanto en el baño, cocina, garaje, prado, etc.
En días pasados se presentó un goteo en la regadera del baño. Solución inmediata, el técnico vino, evaluó daño, se compró una nueva instalación para tal ducha y listos. No,  no señor el goteo continuo. Afortunadamente nuestro técnico diagnóstico, previa lectura de las instrucciones del fabricante que al presentarse tal daño se reemplazara la válvula del cartucho, equipo de reparación RP70538.
Hay que admirar que el fabricante ya sabe de antemano del defecto con que sus equipos vienen y obviamente esperan que su cliente los llame y obtengan otro. Como fina atención sin costo. Ellos no evalúan el costo de quedarnos sin agua por casi una semana, fin evitar el goteo diario, claro con excepciones para cocina y baños, por horas.
¿Pero cuál ha sido la lección que hemos aprendido? La cuenta del agua nos llegó con un ahorro de casi un 30%. Claro el flujo del agua se redujo por el daño. Esta reducción nos llevó a utilizar mecanismos que solo usábamos en nuestra querida tierra con una jarra en el baño, para lavar manos y afeitada, ollas en la cocina con agua suficiente para lavado de verduras, frutas, platos etc. Para lavar el carro usamos un tarrito donde vienen el helado y solo se mojó la toalla para lavarlo “en seco” y luego otra para secarlo.
Como estábamos conscientes de los efectos de dejar correr el agua como de costumbre, en el marcador, agudizamos el sistema arcaico ya descrito. Lo interesante fue el ahorro de tal cantidad de dinero, lo que de seguir así nos representaría una economía de más de $120 dólares en un año o $1.200 en 10 años, aquí hacemos las proyecciones como lo hacen los economistas para proyectar los efectos, que de otro manera, a corto plazo no se notarían.
Hago mención a esta experiencia para tomar en cuenta lo que nos informa un folleto de la Florida Public Service Commission’s Tel. 1-800-343-3552 de fecha febrero 2013 que nos indica que: Que cada uno de nosotros consume diariamente 110 galones de agua por día,
Recomendaciones para el jardín: 1. En la primavera solo riegue cada 3 a 5 días. 2. En verano una vez cada 6 a 7 días. 3. En invierno entre 10 y 14 días. Hacerlo en las mañanas o noches evita la evaporización del agua. 4. La grama o pasto alto, resistente mejor la sequía. 5. Si corta el pasto haga que la podadora este a tres pulgadas del suelo.
6. Capture y use agua lluvia para el prado y las plantas.
7. Cuando riega el prado está utilizando 10 galones por minuto. ¡Qué tal!
8. Un agujerito en un tubo del agua escapa un total de 170 galones de agua en un día.
9. Lave ropa en su lavadora a provechando su capacidad y con agua fría para economizar agua e energía.
10. Cuando lave la loza hágala en de un recipiente dentro del lavaplatos.
11. Cuando uno deja correr el agua en el lavaplatos sin utilizarla cada 2 minutos se gasta de 3 a 5 galones
12. Cada bajada del agua de la cisterna gasta entre 5 a 7 galones.  
Sugerencia personal: La cisterna de la tasa del baño puede operar con la mitad de su capacidad. Si puede disminuya su nivel a la mitad, caso contrario coloque recipientes que la ocupen como botellas con agua, para que no floten, por ejemplo.