domingo, 25 de octubre de 2020

¿USTED SI CREE QUE ‘ZAPATERO A TUS ZAPATOS’? ¡YO CREO QUE NO!

 OPINION, 29 octubre 2020

En nuestra querida tierra había un adagio que se utilizaba con frecuencia cuando  pensábamos que “manejábamos la sartén por el mango”, si, ‘zapateros a tus zapatos’. Simplemente, uno había incursionado por un campo que no era el de uno y por lo tanto había perdida algún dinero, alguna oportunidad, un empleo, un viaje, etc. A partir de tal momento trataba de ser más sensato, pensar más de dos veces antes de volver a incursionar en su área favorita.

Uno dirá, sí, tenía razón. Había aprendido algo nuevo, por lo tanto había que olvidar y pretender seguir con lo que hasta la fecha, le había producido o no fortuna. Esto tipo de actitud tuvo vigencia hasta hace unos pocos años. Pero partiendo, en particular de los efectos del Covit-19 las cosas han cambiado. Ahora debemos navegar contra la corriente. Créalo uno o no.

“Para la muestra un botón”. Hace unos días se rompió el cordón de la persiana vertical  que de la sala da al patio. Qué problema, habrá que conseguir al especialista para que proceda con el arreglo respectivo. Que tal un presupuesto de unos $100 para la reparación. $100 significa dinero y como están las cosas, es mejor hacer lo posible por encontrar algún mecanismo que nos evite tal gasto.

¿Qué? Pero, qué tal si me lanzo a hacer la reparación a pesar de no contar con experiencia en el arreglo de tales persianas. Creo que lo mejor es llamar al técnico, ellos saben lo que hacen y punto.

¿No será que esos $100 se necesitan para cubrir otros gastos? Es posible. Aun así, ese no es el problema. Porque no evaluamos lo que significa hacerlo y la satisfacción que logremos si llegamos a superar el problema. El hecho de que no tenga experiencia no significa que no la pueda hacer.

La situación no está para  gastar. Veamos cuantos cientos de carros estuvieron, hace poco, haciendo cola para recibir algunos alimentos y así mitigar el hambre. Y los 20 millones de desempleados y las familias que tenían sus casas en arriendo pero ante la situación de estar desempleados los han sacado de sus casas. Muchos con covit-19 no van al hospital, porque no tiene con que pagar. ¡Wow! Estos son los ejemplos más de moda en el país. Por lo tanto debemos incursionar en adquirir nuevos conocimiento.

¿Pero dónde?

Fácil. Quien tenga computador puede fácilmente entrar a Youtube.com. Allí encontraremos información sobre cualquier cosa, eventos, política, tareas para francés, inglés, alemán, etc., desea construir una casa, allí puede hallar los modelos y como hacerla, o se le daño la cortadora de pasto pero no sabe cómo arreglarla, bueno esto quiere decir que es indescriptible lo que uno encuentra y gratis. Precisamente allí fui, buscando información sobre el tipo de cáncer que yo tenía. Alli encontré varios hospitales que con videos nos mostraban como hacerla y con qué equipos.  

¡Wow! Imagínate me iban a hacer la cirugía en un lugar en la mañana y en la tarde el cirujano plástico, en otra parte. Descubrí que la Clínica Mayo con el Dr. Martínez, especialista haría las dos a la vez, además con pruebas de laboratorio en forma inmediata. Se dan cuenta del valioso recurso que tenemos en frente pero que no usamos. La información se puede encontrar fácilmente en inglés, español, francés, italiano, etc.

La pregunta de lo que uno desea saber se puede hacer en español: v.g. “Como arreglar persiana vertical”. De inmediato aparecerán 10 o 15 técnicos o personas como yo que desean incursionar, como técnicos caseros, con demostraciones de 5 o 10 minutos.

Yo no vi que repararla fuera cosa de técnicos, sin demeritarlos en ninguna forma. Las explicaciones que los nuevos técnicos, inclusive de compañías serias fueron sencillos razón por la cual tome la decisión de hacerlo. Para hacer corta la historia desarme la persiana vertical utilizando los datos que allí adquirí, desde quitar los “blinds” digo, las persianas verticales, cosa simple.

Reparé las partes afectadas de la cuerda que manejan las persianas. Me equivoque más de una vez, pero al final lo hice, si lo hice. Aprendí, además, como unir dos partes de cable viendo lo que otros hacían.  

Mi próximo proyecto, cambiar partes del rodaje de la puerta del garaje. Home Depot cuenta con el herraje necesario. Recuerdan hoy en día: no restaurante, no cine, no fiestas, no playa, no cumpleaños, no matrimonios con pompa, salvo con restricciones. Pero también sabemos que muchos trabajos, los podemos hacer nosotros. Recordemos que: ¿Soldado advertido no muere en guerra”.

sábado, 17 de octubre de 2020

CELEBRANDO EL MES DE LA HISPANIDAD HISPANICS IN ACTION, INC.

OPINION, 22 octubre 2020

En pasada edición tuve oportunidad de comentarles sobre la presentación que haría el 13 de octubre a las 10 a.m., en las oficinas del Departamento de Agricultura, Seccional de la Florida, en Fort Pierce, gracias a la diligente gestión de la Dra. Christina Dorado. Bueno, pues el viernes pasado hicimos una prueba, que agrado a las funcionarias a cargo.

El martes, minutos antes del inicio me informaron que el viernes había sido una prueba. ¡Wow! Con base en la copia del PowerPoint disponible, allí marque las preguntas que debía complementar con comentarios.  

Antes del inicio, la “Host”, persona a cargo del manejo del Zoom, me consultó sí las preguntas de los asistentes se harían cuando lo estimaran pertinente o al final de la presentación. Quedamos que se les pediría cuando tuvieran a bien.

Dando inicio al evento, la “Host” presenta un saludo a los asistentes, indicando el motivo del evento y dándome la palabra para iniciar la presentación. Dado que la “Host” colocaba el PowerPoint, ellos solo me verían en un pequeño espacio. Presenté el saludo de rigor, con agradecimientos al Departamento de Agricultura por su gentil invitación, dentro del marco de celebración del Mes de la Herencia Hispana.

El primer punto se refería a antecedentes del fundador de Hispanics in Action y la segunda, información sobre mí, quedando un vacío, que yo aprovecharía para hacer notar cuales había sido la estrategia ‘que nunca tuve, como tal’ para triunfar en mi vida.

1.      A mis 14 años inicié tres y medio años de estudio de inglés con profesora privada.

2.      Grado de Secretario Administrativo en el Centro Colombo Americano.

3.      Grado de Preparación en Lingüística español e inglés en el Centro Lingüístico Colombo Americano

4.      Haber sido nombrado profesor de prácticas administrativas en inglés del Centro Colombo Americano.  

Educación de los hijos tanto en Bogotá como en Estados Unidos, con nuestro financiamiento. Para tal efecto debía citar como se hizo posible. Si, haber comprado cinco casas, dos fincas, unas vacas y un caballo.

            Sencillo. Lo ideal era contar con el dinero de la cuota inicial, generalmente un 10% y a 15 años. Inmediatamente arrendarla y con los arriendos recibidos, pagar las cuotas mensuales del préstamo. No había necesidad de esperar 15 años para comprar otra, no, se financiaba la cuota inicial, se separaba la casa y una vez más a arrendar.

¿Cómo se financiaba la cuota inicial? La primera cuota con la tarjeta de crédito, con préstamo del banco, con el aumento anual del salario por devaluación de la moneda. Siempre había un aumento retroactivo que se acumulaba precisamente para la cuota inicial de la siguiente casa.

Educación universitaria

Cuando llegó la de los hijos, coincidió que tanto ellos como yo nos encontramos estudiando a ese nivel. Entonces conseguimos préstamos del banco, lo que faltara se vendía una casa y listos.

Para la educación de dos de los hijos en los Estados Unidos, había que vender una de las dos últimas, dejando una para en ella vivir, así que los cálculos habían sido bien hechos. Para algo tenía que servir los cinco años que duré en la universidad para logar mi título de administrador y tres para el Master, con especialización en finanzas.

12 años de estudios nocturnos

1.      2 años para grado de bachiller, por validación.

2.      5 años para graduarme como Administrador de Empresas.

3.      3 años, incluido tiempo de tesis de grado para obtener mi MBA – Master in Business Administration.

4.      2 años de especialización en Auditoria de Sistemas.  

Como Master Gardener, de la Universidad de la Florida/IFAS desde hace más de 15 años, iniciamos el cultivo en nuestro patio, con mangos, guanábanas, papayas, moringas, inclusive cilantro. Los frutos que Dios nos ha dado, siempre los henos compartido con nuestros amigos y vecinos. Nunca para conseguir dinero.

Pinturas exhibidas. Realizadas bajo la dirección del pintor Mario Mutis

1.      Iglesia de San Esteban, Acoma, New Mexico 1629 – 1642

2.      Light House in Portland, Maine

3.      2 Casas, Medium: Oil on canvas

4.      Old Mission Church, Acoma, New Mexico 1629 -1642

5.      Falling Water, Frank Lloyd Wright, Bear Run, Pensilvania

Expresiones de agradecimiento

Mary Dodge, Ana Boscan Shaw, John C. Hosler, mi señora Alicia Merchán, cientos de instructores voluntarios y miles de estudiantes, Yvette Goodiel y Darlene Encomio sin cuyo concurso hubiera sido imposible haber logrado 15 años de servicio. Adicionalmente El Hispano, las Iglesias, las Bibliotecas, los Jardines Botánicos, etc.

Terminada la reunión y gracias a la conexión con Zoom, recibí mensajes de felicitación de mi familia y estudiantes de español desde Massachusetts, Carolina del Norte, Georgia, en USA y de Bogotá, Colombia y Ottawa, Canadá,   

sábado, 10 de octubre de 2020

NO ES QUE LAS COSAS SEAN DIFICILES ES PORQUE NO NOS ATREVEMOS

 OPINION 15 octubre 2020

Todas aquellas ilusiones que nos acompañaron por muchos años las llamábamos, sueños. Sea como sea cada uno de nosotros determinará cómo llamarlas. Ahora, lo importante, es que esos sueños se conviertan en realidad. Bueno esto también depende de nosotros. Cómo hacemos, si siempre debemos enfrentarnos a la realidad y esa no es más ni menos, que la nuestra.

Es posible que aun tengamos un recuerdo. Que hizo posible que ellos nacieran y nos diera una razón de existencia. Sí, porque gracias a tales sueños muchos logramos su realización. Qué gran satisfacción el haberlo logrado. En otras palabras, no se perdió el tiempo que utilizamos divagando el cómo lograrlo.

Pasa por mi mente, como si hubiera sido ayer. Junto con mis padres, mi hermano mayor y yo, trabajábamos en la empresa que ellos fundaron, recién casados. Siempre con  un espíritu de formar su hogar y salir adelante. Habían logrado superar etapas que en aquella época no comprendíamos, pero allí estábamos trabajando. Qué alegría recordarlo hoy.

En la casa paterna cada uno tenía un banco, si un banco de trabajo donde transformábamos la madera en preciosos muebles, que hacían honor a la experiencia de nuestros padres. Día a día íbamos avanzando más y más en   nuestra experiencia, creando un nuevo mercado, como se dice hoy.    

Ocasionalmente mi padre compraba el periódico y cada uno tomaba su turno y en término corto examinábamos las noticias que más nos interesaban. De pronto se inició una charla sobre lo bueno que sería poder contar con un lugar para pasar vacaciones, en clima caliente. Ni hablar de tal idea, pues eso era algo imposible de realizar. Su costo, mantenimiento, etc. Además cómo lograríamos levantar los fondos para comprarla y luego su mantenimiento.

No hacía mucho, nuestro padre nos había dado vacaciones. ¿A dónde ir? A Tocaima, a un par de horas de Bogotá. ¡Ah! Sí y en tren, claro que bueno. Y así fue, durante una semana disfrutamos de nuestra estadía en dicha ciudad. No puedo dejar pasar por alto como con mi hermano mayor visitamos un pequeño restaurante donde preparaban el pescado bajo tierra. En una olla grande se colocaba el pescado, se añadía la papa, la yuca, etc. y debidamente sazonado se colocaba en un hoyo y luego tapado con hojas de plátano y leña prendida, hacía que el pescado quedara listo para comer.

De regreso a lo que iba. Aquel sueño quedó en veremos por un buen tiempo. Pasaron unos años durante los cuales yo me había retirado del trabajo con el fin de dedicarme al estudio. Inclusive había logrado título de secretario bilingüe del Centro Colombo Americano y de Lingüística en Inglés y Español del Centro Lingüístico en inglés y español, además y antes de ser contratado por la Oficina Sanitaria Panamericana fuí profesor de prácticas administrativas en el Centro Colombo Americano.

Ya en mi trabajo, intercambié opiniones con la secretaria sobre lo grato que sería comprar un pedazo de tierra. Pare de contar, precisamente una familiar suya estaba vendiendo una a la entrada de Tocaima. ¡Wow! Para que las cosas no se me hicieran difíciles y poderlo comprar, le dije a ella que si me daban plazo para comprar con un adelanto, y saldo a unos 12 meses, podríamos hablar.

Esto significaría complementar mi ingreso con clases de inglés en horas de la noche o antes del ingreso al trabajo. Una de tales clases se iniciaba a las 6 a.m. Adicionalmente ubicar el crédito. Algo importante era que podía no tener dinero pero tenía crédito. 

Dicho y hecho. Por fin podríamos hacer realidad la compra de la tierra. Mi padre no lo sabía, le pedí que me acompañara a Tocaima, estando ya casi cerca, desviamos a lo que ahora sería nuestra finca. Mi padre sorprendido me preguntó: ¿para dónde vamos?  

Le dije a mi padre, que como le parecía la tierra, unas 8 hectáreas con dos casitas pequeñas y cocina para el trabajador y familia. Había un cultivo de maíz, colindando con el Rio Bogotá. Mi padre asintió, a lo que le dije, ‘padre el sueño se ha logrado, esta tierra es nuestra’. Con un abrazo nos felicitamos por el logro alcanzado.

Yo no sabía que Seneca había dicho aquello de que:

“No es, que no nos atrevemos.

Porqué las cosas son difíciles, sino, que,

ellas son difíciles, porque no nos atrevemos.

domingo, 27 de septiembre de 2020

MES DE LA HERENCIA HISPANA, FELICITACIONES PARA TODOS ¡EL FUTURO ES NUESTRO!

 OPINION, 1 octubre 2020

¡Marchemos con confianza y ni un paso atrás ni para coger impulso!

Es interesante que estemos al tanto de los eventos importantes que celebra el país y en especial en el que se reconoce nuestra historia, tradiciones y contribución a la sociedad y cultura americana, así como nuestra presencia en el país hoy en día.

Pero como llegamos a esta celebración nacional establecida ya hace 52 años. Sencillo: La Herencia Hispana empezó a tomar escala nacional en 1968 con la emisión de la Ley Pública 90-498 que autorizó una proclama presidencial anual que declaraba a partir del 15 y el 16 de septiembre la Semana de la Herencia Hispana, coincidiendo con la celebración de la independencia de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua el 15 de septiembre, y de México el 16 de septiembre.

La proclama de 1968 instaba al pueblo estadounidense, especialmente a las entidades educativas, a observar esta semana con ceremonias y actividades apropiadas. Dicha proclama fue confirmada por el presidente Gerald R. Ford en 1974.  

Veinte años después, en 1988 el Presidente Ronald Reagan no solo reiteró la llamada de Ford a un reconocimiento más amplio de los estadounidenses de origen hispano sino que aprobó la Ley 100-402 que amplió la celebración de una Semana a un Mes de la Herencia Hispana – desde el 15 de septiembre al 15 de octubre.

Para este año el tema asignado fue: Hispano Americanos: Una historia de Servicio a Nuestra Nación invita a reflejar el servicio y la contribución de los Hispano Americanos a la historia de esta nación.

Es importante notar que la Armada de los Estados Unidos, durante la celebración del Mes de la Herencia Hispana conmemora la permanente y extraordinaria contribución que los Hispanos han hecho en la construcción y defensa de la nación.

Importante tomar en cuenta que en septiembre de 2018, 136.000 soldados hispanos servían en la Armada de los Estados Unidos. Representando un incremento del 13.8 por ciento en comparación con un 10 por ciento en los últimos 30 años. En 1985 fue del 3 por ciento y para el 2016 del 13.7 por ciento.

A su vez la Marina de los Estados Unidos celebra este Mes de la Herencia Hispana haciendo honor tanto a sus actuales soldados hispanos como aquellos desde la Guerra Civil.

Para junio del 2018 aproximadamente 59.000 soldados activos y reservas de herencia hispana sirven en la Marina de los Estados Unidos contribuyendo al fortalecimiento de la fuerza de la nación. Para la Marina este es el momento para hacer honor tanto a los soldados activos como  caídos.  

Según la Oficina del Censo las personas de origen hispano son la minoría en mayor aumento en Estados Unidos. Se proyecta que la población hispana prácticamente se triplique y que pase de los casi 47 millones de personas a los 133 millones de 2008 a 2050, o sea pasar de ser un 15 por ciento de la población a ser el 30 por ciento.

No hay duda que hoy más que nunca nuestra comunidad desempeñan un papel integral en moldear la experiencia estadounidense. Participamos activamente con los líderes en el gobierno, el derecho, los negocios, la ciencia, los deportes, el arte, la construcción de viviendas y muchas otras ocupaciones. Nuestra  influencia se refleja en la vida norteamericana, desde la política hasta la educación, pasando por la música y la televisión.

Cada uno de nosotros debe sentirse muy orgulloso de esta celebración al mismo tiempo que pensar cómo podemos prepararnos adecuadamente para superar en los campos de trabajo, lo mismo que en aquellos relacionados con la educación y el desarrollo de las pequeñas empresas.

Debo mencionar que siendo Hispanics in Action, Inc. una organización sin ánimo de lucro, con más de 15 años de servicio a la comunidad, ha superado las limitaciones que el covid-19 ha creado en el mercado, gracias a Zoom y a los 14 profesores que promueven la comunicación enseñando español, inglés, francés e italiano, lo mismo que inglés y preparación para los exámenes de ciudadanía norteamericana.

Clases gratis, virtuales, prácticas gracias a Zoom, no solo en la Costa del Tesoro sino en Massachusetts, Connecticut, Canadá y Colombia. ¿Imposible? No, los mismos profesores diferente tecnología, Virtual vía Zoom.

sábado, 19 de septiembre de 2020

NADA HA CAMBIADO, EXCEPTO MI ACTITUD… POR ESO TODO HA CAMBIADO

OPINION, 24 septiembre 2020

¡Wow! Será posible que todo cambie, por mi actitud. O mejor que gracias a mi cambio de actitud veo ahora las cosas desde un punto de vista diferente. No está mal. No hay duda, es el cambio de nuestra actitud, la que crea un nuevo panorama. Esto quiere decir que debemos evolucionar si queremos  cambio. Se podrá decir que el cambio de actitud genera tal evolución. Yo creo que sí

Por ende este cambio de actitud requiere decisión. Precisamente lo que normalmente nos pasa es que, lo que no queremos, es tener que cambiar. Nos saldríamos de nuestra área de confort y eso a la mayoría de la población no le conviene o no lo van a lograr, porque les afectará la situación actual. Una ligera evaluación del comportamiento de la comunidad nos lleva a confirmarlo.

Pero concentrémonos en nosotros. En cómo vamos a avanzar en los próximos años, no solo como personas, como familia y por qué no como comunidad. Difícil, creo que no. Pareciera que ese es el derrotero normal de personas que vinimos a este país precisamente en busca de un mejor futuro, verdad.

Pero antes debemos tener en cuenta que no siempre las cosas se dan como uno lo cree. Menos si no creemos en Dios. Precisamente creyendo en El, fue que venirnos a este país. Es muy probable que no veníamos preparados para ejercer, desde el primer momento, pero poco a poco se dieron las circunstancias para hacer realidad muchos sueños.

Precisamente recuerdo cuando yo llevaba un par de meses de profesor de prácticas administrativas en el Centro Colombo Americano de Bogotá, llegó a mis manos un volante que ofrecía un puesto en mi especialidad, pero el nombre de la institución era Sanitaria. Yo sin pensarlo dos veces me fui a dicha institución, en sus instalaciones en el Ministerio de Salud. Nadie había ido, ya que el cargo no venía enmarcado con nombre de IBM, Microsoft o American Airlines, etc.

Yo tampoco sabía aquello de que “Nada ha cambiado, excepto mi actitud…Por eso todo ha cambiado.” De inmediato me recibieron como la persona que ellos estaban buscando. Mi futuro jefe me invitó a su oficina y de inmediato me pidió que llenara la hoja de vida y para acabar con la bienvenida me dijo: “Y podrías viajar en término de una semana a su oficina en Lima, Perú, para entrenamiento”. “Por eso todo cambio”.

Pasaron algunos años y de pronto el médico especialista me dijo: “Tienes un cáncer”. Pero doctor, ¿porque yo, habiendo tantas gentes? Tú dirás, cuando realizamos la cirugía, perderás mucha sangre pero…Yo pedí segunda opinión en USA. 20 días después estaba en la sala de cirugía del John Hopkins Hospital en Baltimore, con mi señora a mi lado, siendo intervenido por el profesor de urología y director del Brady Urological Institute, y autor del Book Guide to Surviving Prostate Cancer, 576 publicaciones y 9 libros. https://urology.jhu.edu/patrickwalsh/. “Mi actitud había cambiado”, me podían haber hecho la cirugía en mi querida tierra, “por eso todo había cambiado”.

¿Será esto exagerado? Definitivamente nuestra situación no cambiará si no parte de nosotros. Ese cambio, esa actualización, esa participación nos hará ver una comunidad muy dinámica con nuevo y próspero desarrollo. En esta forma entraremos a participar activamente de nuestro futuro. Ya no seremos invitados de piedra, no, entraremos a participar decididamente, con la dinámica que las organizaciones demandan. Por qué no, ¿que nos limita?

De ahí que somos nosotros los que debemos cambiar para poder participar en el proceso de cambio. Sin nuestra participación indefectiblemente nos encontraremos aislados del proceso de desarrollo. Estratégicamente esto no nos conviene. Ahora, es muy probable que nuestra actitud, para que ella no cambie, lo mejor seguir como estamos. No, donde se nos quedó la enjundia y el espíritu de conquistar el universo.

A raíz del covid-19, nos quedamos a la deriva. El cambio nos dejó sin salones para clases. Un momento, Hispanics in Action, Inc. continuará participando dentro del proceso de desarrollo de la comunidad. Todo fue Zoom y un cambio inmediato de la estrategia de trabajo, contando de inmediato con el apoyo de nuestra profesora Mari Zaniboni y del Martin County Library System, promoviendo nuestros cursos, uno de ellos el italiano, con 71 estudiantes en 6 días de clases, durante dos meses.

No hay duda, “nuestra actitud ha cambiado”. ¡Por eso todo ha cambiado!   

domingo, 13 de septiembre de 2020

DEBEMOS ESTAR PREPARADOS, NO HAY DISCULPA

 OPINION, 17 septiembre 2020

No siempre nos encontramos con  desafíos que ponen  nuestro conocimiento o experiencia a prueba. ¿Será esto importante? Indefectiblemente que sí. Si echamos una mirada a nuestro pasado, nos daremos cuenta que cuando nos pusimos a prueba, o nos pusieron a prueba, en más de una ocasión, la rechazamos. Pero en otros, nos sirvieron para formar nuestra personalidad y posicionarnos en empleos de mayor responsabilidad, posición social e ingreso.

Estos desafíos pueden haber sido de cualquier naturaleza, de los estudios, de los trabajos, de nuestra vida matrimonial, de nuestro comportamiento con la comunidad, etc. Nuestro conocimiento, nuestro arrojo pueden demostrar, precisamente, nuestra capacidad. En más de una ocasión hemos visto por televisión, como bomberos han realizadas proezas, que para ellos se consideran parte de su trabajo. Lo mismo ha sido con nuestros soldados en defensa de la patria. Por su arrojo, valentía, se la jugaron en aras de nuestra libertad.

No sé hasta qué punto puede uno superar su capacidad, su conocimiento, su entrenamiento para continuar en la lucha, máxime si solo se recibe la satisfacción del deber cumplido. Si, esto se puede ver en muchas ocasiones, inclusive, hoy en día hasta niños se le ha ocurrido recolectar fondos para allegar al personal hospitalario por el sacrificio realizado para salvar tantas vidas, e inclusive, acompañar a sus pacientes, con la máxima atención, en su viaje final.

A donde quiero llegar. Precisamente que nosotros desconocemos el día y el lugar en que nos encontraremos casi impotentes para cumplir con nuestra misión. No solo por falta de algún recurso, o porque no nos sentimos capaces de superarlo. Aun así, no nos olvidemos de nuestra creatividad que nos ha permito superarlos, exitosamente.

En mi artículo anterior les comentaba las dificultades encontradas con Google. De nuevo el aviso: Mail Delivery System. You have reached a limit for sending mail.

Explicarle a la máquina que pasa, es difícil. Como hacer para hacerle notar que es correo sin ánimo de lucro y que no nos excedimos, no es fácil.

En uno de sus mensajes hacían notar que: “Your Google account is disable. Your family group has been disable”. Quedé completamente deshabilitado. No podía enviar mensajes y mi ¿Curso de Italiano, más de 70 participantes?

Busqué y encontré la sección donde debía presentar el reclamo. Llenar formulario: Correo electrónico: nelsonmerchancely1@gmail.com. “Password” de mi email. Lo di, pero el sistema dice que ese no es. La sección de Google me indicó que debía responder las preguntas que la maquina me hiciera. Debía dar otro email diferente del actual fin enviarme información. El otro que tenía nunca lo había usado. Que hacer, consulté y me dijeron abra otro. Pero yo no sé cómo, hace muchísimos años que no lo hago. Me orientaron.

De tanto repetir el mismo “interrogatorio” di los teléfonos de mi casa, no, no respuesta. No era cierto, pero que hacer. Abrí la nueva cuenta. Durante unas 5 horas de consulta, de ellas 2 exclusivamente repitiendo el mismo ejercicio. El sistema dice se ha gastado mucho tiempo. ‘Regrese más tarde’. Imposible descansar, debía arreglar el problema.

En las dos horas otra vez repitiendo el calendario de preguntas, inclusive ahora debía descifrar las letras para determinar que no era extraterrestre. El día martes pensé que a temprana hora el problema se solucionaría. No. Ellos me debían enviar un código para incluirlo dentro de las preguntas. “Mis teléfonos no funcionaban”, y el uso de una nueva dirección de correo electrónico con Hotmail agilizaría levantar la penalización. Imposible.

Revisando mis registros descubrí que el número del “password” era diferente, así lo informé en el formato. Dado teléfonos no ‘fuera de servicio’ debía buscar otra alternativa. Que hacer. ¡Ah! Ellos necesitaban un teléfono a donde enviar el código. El celular de mi hija. Di su teléfono y de inmediato la dieron el código, mi hija me lo facilitó enseguida. Lo entregué y la máquina respondió que no era válido. ¡Wow!

A las 11 a.m. inadvertidamente “entré” a mi cuenta de Google, con la gran sorpresa que había sido restablecido el servicio y lo que era más, gentilmente habían enviado un mensaje que podía continuar enviando nuestros mensajes. En estos tiempos de tanta tecnología, debiera existir un sistema que superara el problema en menos tiempo. Sugerencia, tenga dos correos electrónicos, mantenga registros del cambio de “passwords” con fechas. Nada pierde y si pueda agilizar este proceso o alguno nuevo que se inventen. 

sábado, 5 de septiembre de 2020

LA CONSTANCIA VENCE LO QUE LA DICHA NO ALCANZA

 OPINION, 10  septiembre 2020

¿Para cuándo será que estamos trabajando cada peso que recibimos? Uno bien sabe que cada uno tiene un destino determinado, que no lo veamos es diferente, pero ahí está. Así que entre más pesos recibamos y menos gastemos o más invirtamos, con el tiempo  veremos qué tan inteligentes fuimos.

¿Qué les parece?  Verdad que todo esto que dije funcionaba en otras épocas, pero ahora no. Bueno eso era lo que todos creíamos hasta este día. Si, y este día, lleno de sol, familia, flores y libertad nos confirmará si lo hicimos bien o fallamos.

Esto es lo mismo que hemos estado haciendo, desde hace muchos años con el inglés, aquí no tanto como lo tuvimos que hacer en nuestros países. Todo esfuerzo hecho por aprenderlo, remozarlo, actualizarlo, ampliarlo, etc. ha tenido su recompensa. No podría yo dejarlo pasar sin mencionar, que gracias a Dios me dieron un reconocimiento por hablarlo. Pero eran otros tiempos. ¡Qué tiempos!

Hoy vemos como nuestras primeras generaciones ya vienen hablándolo en inglés, pero también en español. Pero que ha pasado, sencillo, precisamente el incremento de población ha significado mayores mercados, mayores oportunidades, mayores ingresos, mayor bienestar.  

He sido un promotor de la enseñanza del inglés, desde que era un joven allá en mi querida patria. Y hoy en día veo más que nunca la necesidad de hablarlo, lo más completo posible. ¿Cómo así que lo más completo posible? Claro, si solo hablamos el básico, lo que podemos utilizar es precisamente lo básico, pero pare de contar.

Hoy en día tenemos que tener una preparación  que nos permita hablarlo con diversidad de parlantes cuando viajamos, visitamos al dentista, al oftalmólogo, a la azafata, al mesero, al compañero de trabajo y que tal el gerente o al CEO – Chief executive officer –.

A que vengo. En función del curso de italiano, con 75 estudiantes, tuvimos que enviar material de estudio con anticipación. Yo tenía experiencia en manejar volúmenes de correos electrónicos 100, 200, 1000, etc. bajo lo que Google llama “grupos”. Pero hoy en día se han cambiado las normas y actualizada la tecnología, por lo tanto debemos estar preparados. Pero obviamente no lo estamos, ya que tales avances solo los necesitamos ocasionalmente.

Pero es que manejar el lenguaje que Google utiliza, para la diversidad de cientos de divisiones y procedimientos, es algo complicado.  Pero este no es el problema, es como uno, con nuestro inglés, acostumbrado al de ayer, sin actualización va a estar desubicado. Si no lo cree,  visite a Google  y su familiar Youtube, para actualizarse.

Al despachar el material más mis correos habituales, superaron el volumen autorizado por Google. Yo no sabía que era de 100 emails. Cuando entré a manejar mis correos, encontré el siguiente aviso: You have reached a limit for sending mail. Your message was not sent. Estaba completamente fuera de servicio. ¡Increíble! Ahora donde ir. Yo había analizado incorporar los correos dentro de los grupos que tenía, pero no recordaba como lo había hecho hace unos cinco años.

Un amigo me oriento, pero no hay duda una cosa es decir y otra hacer. Perdí mucho tiempo. Seguí sus indicaciones pero pronto me di cuenta que no daba. Ante el hecho de que estaba inmovilizado tuve que hacer lo imposible por continuar mi trabajo. Pude haber pedido ayuda, pero mi orgullo me lo impidió. ¡Qué bueno!

En internet encontré el método para hacer los grupos en Google. Fui a leer las instrucciones y obviamente no las entendía, entonces visite Google-translate. Ya tenía el material que me orientaría. La traducción pudo ser muy buena pero continúe sin poder seguir tales instrucciones. Antes de que me diera por vencido, insistí nuevamente con lo que había aprendido desde el principio: ir a ‘Contacts’, allí había dos opciones, con grupos ya formados o nuevos.

Me dio por irme por el lado de los grupos ya formados, luego identifiqué uno de los grupos, escogí el que tuviera menos emails, coloqué el nombre de tal grupo en la parte superior y luego coloque los 75 correos electrónicos. El sistema de inmediato los recibido. ¡Wow! Había superado mi inercia.

Ahora, probar nuevamente si podría despachar parte del material. Lo logré. Qué dicha, me sentí muy contento, a mi ‘corta’ edad era capaz de sortear dificultades, cumpliendo así con lo que la gente puede creer de mí capacidad. Estimado lector mantengamos nuestra capacidad de generar ideas por el máximo de tiempo posible. No ceda, no permita que el sistema te ponga en dificultad, demuéstrale que tú puedes y punto.