domingo, 9 de septiembre de 2018

A DIOS ROGANDO PERO NUESTRA SALUD CUIDANDO


OPINION, 13 septiembre 2018

¡Cómo de un momento para otro la vida nos puede cambiar! Generalmente ese momento  no lo vemos, pareciera que allí no está, pero si, y con signos de tormenta. Ahí es cuando buscamos a Dios, para que por su intercesión todo vuelva a la calma diaria. ¿Nos habremos ganado tal bendición?

Probablemente no. No vemos con la claridad que deseamos que El nos vea, para que así nos conceda lo que le pedimos. Ya sea, nuestra salud, la de alguien a quien estimamos, a un pariente cercano, a nuestros padres, conyugue o hijos.

Todos nosotros hemos pasado por esos momentos, por un largo período donde la incertidumbre nos agobia, nos hace perder la fé en nosotros mismos, donde prometemos “no volverlo a hacer” o cosas por el estilo. En ese momento el oro y la mirra no son suficientes para lograr lo que nosotros pedimos. Seguro que la oración y el habernos hecho acreedores al perdón de Dios, llegará la luz bendita que ilumine una vez más nuestro camino con la presencia de nuestros seres amados.

Ellos en su angustia, en el medio en que se encuentren también elevarán sus plegarias a nuestro Redentor, pidiendo la salvación de su cuerpo, la pronta recuperación de lo que
no hace mucho tiempo era un cuerpo saludable, lleno de vida, que sin imaginarnos que ya el proceso de enfermedad lo acompañaba, pero cuenta no nos dábamos.

Será que debemos cambiar nuestros hábitos para cuidar nuestra salud, para prevenir aquellos males que nos puedan aquejar? Será que la ida al médico es la salvación. Sin lugar a dudas esto tiene fundamento, no obstante de no ir al facultativo adecuado, de nada nos valdrán nuestras visitas a su consultorio.

Un buen ejemplo que se puede repetir a diario. Un profesional dictaminó deficiencia tiroideica, debiendo consumir determinada medicina de por vida. Ella consideró que así lo debía hacer y lo hizo por tres años. Afortunadamente y de forma casual le consulto a su profesor de yoga, a lo que él le dijo: “Te enseñaré un ejercicio con lo cual no la necesitaras”. Santo remedio. ¿Qué tal todo la vida?

Que tal sería tomar en cuenta lo que con tanta vehemencia nos motivan a hacerlo, no solo en la parte alimenticia, sino también en la afectiva. En el cuidado de la parte física, lo que ingerimos como alimento, muchas veces sin tomar en cuenta los efectos nefastos que nos puede afectar nuestro estado de salud.

Sin duda que el ejercicio físico, en especial, unido a una buena y balanceada alimentación, será una base que nos podrá mantener alejados del médico. Pero que pasará cuando el origen de nuestros malestares vienen de nuestros antepasados, inclusive los más cercanos, ¿nuestros propios padres? No hay duda que todo lo que podamos hacer para preservar nuestra salud, debe ser una prioridad.

Máxime en nuestra país donde, hay que reconocerlo, se hace todo lo posible porque nuestro cuerpo y nuestra mente reciban el alimento, descanso, motivación que nos permita encontrarnos en condiciones, de ello ser posible, óptimas. Sería maravilloso. Solo que normalmente dejamos a un lado la prevención de la salud.

Pareciera que solo hasta que hemos estado al borde de la vida o familiares y personas que apreciamos, nos damos cuenta de lo que debiéramos haber hecho. Pero no será tarde para ese momento, escoja uno para tomar la decisión y no solo ella sino para ponerla en práctica en forma inmediata.

De por sí, ahora podríamos considerar que tal decisión y cuidado de la salud en sus diferentes formas es algo prioritario, que debemos tomar de inmediato para obviar, dentro de lo posible, nuestra preparación integral que nos llevará a un estado de salud físico y mental, que permita manejar nuestra salud con gran acierto.

Esto que les comenté no solo es válido para nosotros, lo es en especial para nuestros padre y nuestros hijos. Todos tenemos prioridad. Lo que significa que las acciones que tomemos cobijen a cada miembro de la familia. Es muy probable que algunos no vean con buenos ojos la toma de tales medidas. Aun así nuestros mejores esfuerzos y convencimiento deberán acompañarnos siempre.

Si no somos nosotros los que propendamos por el bienestar de la familia, quien crees tú que lo hará. Dada la forma de vida que llevamos y la educación que nuestros hijos reciben en las áreas de estudio, revistas, televisión, radio, nos permitirán comprometer a todos para el mejoramiento de la salud.


sábado, 1 de septiembre de 2018

‘WAKE UP CALL’


OPINION, 6 septiembre 2018


Será posible, será necesario que tengamos que acudir a un adagio para plasmar en nuestras mentes un mensaje de “wake up call”, mejor dicho una ‘alarma’? Claro, tenemos que ser sinceros y reconocer que adolecemos de experiencia en muchos campos y por lo tanto estamos expuestos a que tomen ventaja de nosotros, si nosotros lo permitimos.

Siempre les he comentado de la importancia del idioma, pero es que no es solo el idioma lo que nos hace ‘despiertos’, en otras palabras ‘no tonto’, es el desconocimiento de la cultura donde vivimos y como otros que se creen muy vivos nos sonsacan el par de pesos que nos ganamos trabajando ‘de sol a sol’. ‘La tenemos perdida’, salvo que nos despertemos de este letargo.

A veces nos preocupamos por ‘el qué dirán’, como si ello fuera de trascendencia, dejando a un lado aspectos mas importantes. En determinados casos no corremos la ‘milla adicional’, como dicen acá, para obtener lo que estamos buscando. Esto implica un cambio en nuestra forma de actuar, obvio, si lo que pretendemos es tan valioso, debemos aprender y pronto, a cómo hacerlo.

Un simple ejemplo, me llama una señora en busca de información sobre oportunidades para que su supervisora aprenda español. De pronto se le ocurre hablar de un episodio que le pasó al llegar a una de nuestras clases y la profesora no había llegado, en otras palabras, dice ella, “había insultado a los alumnos”. ¡Wow! Es difícil pensar que lo hizo exprofeso o que algo inesperado le impidió cumplir su compromiso.

A lo que le respondo: “Y que decimos cuando el estudiante no viene a clase, obviamente sin  informar a la profesora. ¿Será esto también un insulto? O utilizamos la “ley del embudo”. Obvio a ella no le gusto mi respuesta, así que tampoco cumplió con el pedido de su jefe. Ella le llevará el mensaje que la haga quedar bien, pero obviamente se ha perdido una nueva alumna.

Pero que tal la experiencia que he tenido recientemente con mi visita a la Clínica Mayo en Jacksonville. Una vez terminados las entrevistas, llenado de formularios, evaluaciones por personal especializado, realización de radiografías de la zona lumbar, CT de la pelvis noto que en ningún momento tanto el acupunturista como mi médico primario mencionaron un MRI. Hay que reconocer que el laboratorio que lo iba a hacer, perdió en un momento el ingreso de por lo menos unos $3.000 dólares.

El médico a cargo de mis exámenes me entregó un informe con su evaluación e instrucciones sobre acción a seguir tanto en terapia física como acuática. Dado mi desconocimiento de a quien contactar para su realización mi equipo de apoyo consiguió entre otros el de una profesional de la terapia. ¡Wow! Llamé y deje razón para que me llamaran, solo lo hicieron hasta el día siguiente. ¿Plata para qué?

Al mismo tiempo recordé que yo conocía un experto profesional de la fisioterapia. Hacía como diez años que no lo veía. Tuve conocimiento de la institución donde trabajaba. Llamé, dejé razón, pero obvio “su llamada es muy importante” “deje su teléfono, nosotros lo llamaremos”. Llamada no devuelta.

De la primera compañía me llamaron: “Qué le pasa”. Expliqué la razón. El empleado dijo: La primera visita deberá pagar $185. ¿Por qué?, dije yo. ‘Nosotros tenemos que examinar al paciente y luego evaluar la acción a seguir’. Dije: Su función es ejecutar lo que mi médico especialista de la Clínica Mayo ya determinó previo exámenes, radiografías, etc. etc. El prosiguió: “Es que precisamente tenemos que estar “in the same page” – en otras palabras coincidir con lo que mi médico pedía -.

Continuó: “Para efectos de pago, usted nos paga directamente y pedirá reintegro a su compañía de seguros de salud”. Para hacerlo así le enviaré la descripción del médico, ustedes me cotizan por escrito cuanto van a cobrar ¿Qué le parece? Obviamente decayó su interés y afortunadamente el mío. Si de entrada pedían $185 se imagina uno que cobrarían por cada sesión?

Afortunadamente visitamos a nuestro amigo en el Martin Health System –  1651 SE Tiffany Blvd., Port St. Lucie, Tel. 772-398-1885 - donde de inmediato la funcionaria a cargo realizó los contactos del caso con la compañía de seguros. Aprobado, ‘lo esperamos para su primera cita mañana a las 3 p.m.’. Que diferencia, trato amable, sin vueltas, con facturación directa a mi compañía de seguros de salud.

He superado una nueva experiencia que de no haber sido por mi amigo, me hubiera costado “un ojo de la cara”. Recuerden: “Shop around”, cotice, consulte, pregunte, investigue antes de tomar su decisión. La culpa es nuestra si nos “meten un gol”. ¡NO lo permita!   

sábado, 4 de agosto de 2018

NOTE: We will publish our next column in September

DIOS NOS BENDICE A MANOS LLENAS EN PORT ST. LUCIE


OPINION, 9 agosto  2018

¿Cuándo se vino para este país, alguna vez pensó que en el lote de su residencia tendría unos 8 mangos y que su producción podría ser superior a mil mangos? Y de haberlo pensado, cuénteme que habría hecho con toda esa producción, por un lado, por otro estaría usted dispuesto a tomar jugo de mango al desayuno, jugo de mango al almuerzo y juego de mango a la comida, durante más de 30 días. Y qué tal si le digo que llegué a sustituir mi copa de vino por un delicioso y frio jugo de mango.

Bueno este es el caso que nos pasa a nosotros. 1000 mangos y no hemos terminado la coger la cosecha. Como vemos, la sobre producción crea problemas de  distribución en la comunidad, cuando pareciera que todos los habitantes contamos con, por lo menos, una planta de mango y por lo tanto no solo podemos ofrecer, sino que nos ofrecen y lo que es ‘difícil de entender’ es que tuvimos que recibir y obviamente agradecer tan especial detalle.

Por otro lado no teníamos ni idea de la gran variedad de mangos existentes, inclusive nuestro vecino produce mangos que parecen casi plátanos por su tamaño, ni decir de la exquisitez cuando al córtalo en rebanadas, dejándolo en la nevera por unas tres o cuatro horas, al tomar el tenedor y coger una de tales rebanadas para deleitarse como si fuera el último, en nuestra querida Florida.

Otras personas, como acá en casa, obviamente, no solo las tajadas nos han dado ese exquisito gusto, sino las diferentes formas como lo preparan dándole un sabor especial, ya sea irviéndolas después de quitada la cascara, con canela y ‘half-and-half’, especie de crema de leche.

Ha habido dueños de plantas de mango que no siendo su fruto de su gusto, han colocado los mangos, grandes o pequeños en bolsas en el ‘driveway’ para las personas que así lo deseen, se los lleven. Al principio me pareció un poco extraño, pero posteriormente comprendí, la dificultad que ellos hubieran tenido para distribuirlos entre sus vecinos, no siendo ellos ferviente admiradores de los mangos como lo somos nosotros.

Para nosotros ha sido la mejor oportunidad para distribuir a nuestros estudiantes, algunos profesores, profesores invitados, vecinos, miembros de nuestra iglesia, jardines botánicos, bibliotecas, hogares con grandes familias. En una de ellas, el esposo estaba en casa, así que él era el mejor ‘fabricante de jugos’ para su gran familia. Habiendo sido operado de urgencia, una vez se recuperó, continúo con su gratísima labor.

Por primera vez nos hemos preocupado por la calidad, sabor y tamaño de las plantas de mango, con el fin de mejorar nuestra calidad. La mejor fuente de conocimientos sobre como plantarlo en la Florida nos ha permitido avanzar en nuestro conocimiento en forma más ‘científica’. Inicialmente y a través de Youtube.com visitamos https://www.gardeningknowhow.com y en forma sencilla con un fruticultor en España desde la germinación, siembra e injerto de los magos, visítalos en https://www.youtube.com/watch?v=U48FRtS2gu8.

En base a las recomendaciones del último fruticultor nos hemos preocupado en colocar la semilla de mango en el papel que se utiliza en la cocina, debidamente doblado, manteniéndolo húmedo por una semana, al final de la cual ya habrá aparecido la primera raíz. Mientras tanto, recomiendan que se verifique la porosidad del sitio donde se va a plantar. En nuestro patio, era bastante seco, razón por la cual tuve que regar continuamente, preparando el terreno para así plantar la semilla. Inclusive aproveché la oportunidad para enriquecer el subsuelo con desechos de otros mangos.

Mañana será la fecha en que instalaremos la semilla ya con su raíz hacia abajo, dejando un cuarto del tamaño del mango por encima de la superficie de la tierra. Luego mantener debidamente húmeda el área de la raíz fin facilitar su crecimiento ideal.

Sea esta la oportunidad para agradecer a Dios el habernos dado como nuestra tierra, la de la Florida y en especial de Port St. Lucie, no solo para nuestros frutales, sino para nosotros como familia. Y a todos con quienes pudimos compartir este regalo hayan gozado de esta nueva experiencia y aprovechen esta oportunidad para plantar un mango en su patio. No solo les dará vida, sino su sombra en tiempos de verano para protegerse del sol, o descansar mientras se deleita con un vaso de jugo de mango. ¡Qué tal!

sábado, 21 de julio de 2018

LA SATISFACCION DE LA LABOR REALIZADA


OPINION, 26 julio 2018

Con relativa frecuencia nos vemos abocados a contratar los servicios de personas con conocimientos varios, para realizar trabajos específicos. Corremos el riesgo de que al carecer de la respectiva licencia, si el trabajo quedo mal, mal quedo, pero no hay responsabilidad. Ahora, si entramos en contacto con una organización con todas las de la ley, el costo afectará nuestro presupuesto, aun cuando en caso de incumplimiento, podremos exigir el cumplimiento de lo pactado.

Por experiencias anteriores, hemos preferido realizar los trabajos de mantenimiento de la casa, en forma personal, en tiempo y costo record. De otro forma las variables ya mencionadas y el tiempo, día, hora, compras, traslados, etc. incidirían en su ejecución. Es importante valorar en este tipo de trabajos la satisfacción personal para realizar los trabajos con la calidad esperada y sin dolores de cabeza.

Dado que el problema de inundación lo había controlado con la apertura de un canal que fuera de la fuente de ingreso del agua hacia la salida a la calle, aproximadamente 30 metros, bordeando el costado occidental y el oriental del patio, inclusive ya había cotizado el costo de los tubos de plástico con perforaciones para facilitar la captación de tal agua, solo me faltaba su realización.  

En días pasados había consultado con un experto sobre la mejor opción para colocar el tubo plástico dentro de la canal y luego cubrirla con tierra en su totalidad. En este caso nacía la inquietud de que la arena que arrastraría el agua podría taparla, dificultando su reparación. 

La conclusión a la que llegamos era que la situación se podía simplificar si en lugar de recorrer el canal, se hiciera uno que atravesara el patio, disminuyendo la extensión a cubrir. Gracias al intercambio de ideas y alternativas hizo que apareciera otra, mucho más práctica. Captamos el agua en la boca de ingreso solo se necesitaría canal que en forma directa sacara el agua y la entregara al canal de la calle sin  necesidad de cubrir tan largo trecho.

Ahora lo podríamos hacer en forma más fácil siempre y cuando la zona de inundación no cambie. Tapar el canal actual al paso por la puerta, crear un dintel para esta e instalar un protector para evitar la humedad en la nueva cerca. Con tal trabajo se evitaría así el ingreso de  racunes, gatos, culebras, etc.

Como les había comentado en artículos anteriores habíamos cambiado las cercas del frente de nuestra casa gracias a nuestro conocimiento ya adquirido con el cambio parcial de otras afectadas por  el huracán, el año pasado, dentro del mismo patio. La experiencia adquirida no solo en donde comprarla, transportarla y luego instalarla nos ha permitido estar conscientes que podemos realizar otras labores similares sin dificultad.
Afortunadamente contamos con las herramientas necesarias, lo que facilita la labor a realizar. En esta oportunidad requería: el cepillo para pulir la madera, el barreno portátil, martillo, el serrucho, formón, puntillas, tornillos y prensa de metal. Adicionalmente  necesitaría madera. Esta última la había reservado de la cerca vieja. Por lo tanto no se requería cubrir ningún costo.

El miércoles no era el día seleccionado, no obstante la hora y el clima hizo que aprovechando mi estado de ánimo me pusiera ‘manos a la obra’. La tarea era colocar un listón de madera por debajo de la cerca instalada, colocar una base de protección  para crear el dintel de la puerta de ingreso al patio, espacio que se había dejado para facilitar la salida del agua al canal de la calle.

La labor de adecuación de los materiales para realizar la labor propuesta se facilitó por contar con las herramientas e insumos necesarios. De otra forma se hubiera utilizado más tiempo en el logro del objetivo propuesto.     

En menos de dos horas y pleno buen sol realizamos nuestro trabajo con plena satisfacción. Tuve la oportunidad de pulir la madera, para renovar su acabado, realizar los cortes necesarios, y gracias en especial al barreno “drill” aquello quedo ‘fain de fain’ como hubiera dicho mi padre.  La mayor satisfacción, la personal, el saber que uno puede y lo hace.



sábado, 30 de junio de 2018

PARTICIPANDO EN EL DESARROLLO DE LA COSTA DEL TESORO


OPINION, 5 julio 2018

En pasado artículo les comentaba sobre el Sueño Americano y como éste se puede ver afectado dependiendo de factores económicos, políticos, migratorios, monetarios e inclusive familiares. La cosa no es fácil, de ahí la dificultad para radicarse en otros países con dinámicas de desarrollo diferentes, con la idea de aportar algo al desarrollo del país.

Debemos reconocer que estar preparados para causar un impacto tampoco es fácil. Olvidémonos de nuestros sueños, hoy en día nadie compra pan para vender pan. Mejor dicho si nosotros vinimos a esta tierra es para crear nuevas opciones de desarrollo o contribuir a ellas, pero no a ser carga.

¿Alguien dijo carga? Si, ya que al no estar preparados, bien preparado con dominio del idioma, el sistema tiene sus controles para depurarlo, dejándonos fuera del mercado. Si, del mercado que creíamos vendríamos a participar. Al no ser así, tendremos que pensar en niveles de trabajo más bajos sin requerimientos universitarios o técnicos y obviamente con detrimento del ingreso esperado.

Recuerdo, hace unos años, un profesional que trabajaba para una multinacional inició los trámites para  viajar a Finlandia. Su visa no fue aceptada hasta tanto su nivel de aporte al desarrollo del país pudiera ser utilizable, por un lado y por el otro que no fuera a ser una carga para el estado. ¡Wow! Nadie compra pan para vender pan. Oh sí. No lo creo.

Esto de la carga es algo que los estados en general están conscientes día a día. Por más que nosotros paguemos impuestos, no es lo mismo los de un nivel profesional a  un nivel de operario. Los niveles de productividad tienen que ver con el grado de utilidad para el país al aceptar a cualquiera de nosotros. Hace poco me decía una persona de un poco más de 60 años, trabajando como operario, que a él no le servía trabajar como sustituto, él quería  ser de planta a tiempo completo para tener cobertura de los derechos que tales cargos reconocían. Más que justo, ¿pero?

El estaba buscando un traductor para que le tradujera sus puntos de vista a su jefe y  así lograr sus aspiraciones. ¿Qué tal, creativo, verdad?

Recuerdo cuando nos vinimos de Georgia para la Florida en busca mejores opciones, una de ellas para compra de una casa. Los precios en aquella época a la mitad de los vigentes en Atlanta. Así que en plazo corto, se hizo realidad. Pero y de trabajo, parece que la edad jugaba un papel preponderante caso contrario a trabajar como operario.

La mejor decisión, no depender de un puesto, pero si crear una organización sin ánimo de lucro que en la Costa del Tesoro no existía. ¿Quién iba a comprar pan para vender pan? Quien les escribe. Mi intención ha sido la de servir, más no hacer dinero y se hizo realidad. No fuimos carga para nadie y ni siquiera hubo necesidad de acogernos a los beneficios sociales.

Hoy, 15 años después, vemos como un hispano hace historia y no solo crea su propia organización, sino que busca y encuentra quien redactara los “Articles of Incorporation” documento fundamental para darle vida a la nueva organización, abogada, e inclusive el más importante apoyo para crear nuestro website, Ms. Mary Dodge, reconocida periodista de Port St. Lucie que tuvo la finísima atención de diseñarlo y hasta la fecha actualizarlo semanalmente.

Son las 2:30 de este miércoles, 30 de junio y precisamente estoy escribiendo este artículo para ElHispano, más de 12 años y 600 artículos semanales con Opinión, Arte y Cultura, El Español en Acción, La Mujer en Acción y hasta hace poco La Poesía en Acción.

Y que tal en este receso de vacaciones de verano, pues los míos siguen vigentes, por ejemplo en Heathcote Botanical Garden, Morningside Branch Library, Port St. Lucie Botanical Garden y recientemente los cursos de inglés y español para el Departamento de Nutrición para Niños del sistema de Escuelas del condado de St. Lucie en la Morningside Elementary School.

Obvio que para lograr el sitial en que nos encontramos se ha requerido entrega completa al logro de nuestros objetivos, creatividad y decisión para encontrar quijotes decididos a compartir sus conocimientos en la docencia del inglés, francés, español, italiano y para colmo de gracia el alemán a partir del 4 de septiembre del presente.

No podemos olvidar la abnegada labor de Ms. Mary Dodge, Anthony Nitkowski, Héctor Méndez y en especial de Ana Boscan Shaw con sus cursos de preparación para la ciudadanía a su cargo los últimos 14 años con más de 400 nuevos ciudadanos.

Imposible dejar de reconocer el valiosísimo aporte de las iglesias, bibliotecas públicas, jardines botánicos de Port St. Lucie, Fort Pierce, Jensen Beach y Stuart y el Savannas Preserve State Park  que nos han permitido utilizar sus instalaciones para el dictado de clases. Y lo mejor de todo estar realizando esta excepcional gestión completamente gratis, sí, sin ningún logro económico, solo nuestro deseo de promover el desarrollo de la cultura en nuestro medio. ¿Qué tal?

domingo, 24 de junio de 2018

THE AMERICAN DREAM


 OPINION, 28 junio 2018

Para poder comprender de donde viene y para dónde va el llamado Sueño Americano, iniciemos este artículo con su definición:
American dream

Coined 1931 by James Truslow Adams (1878-1949), U.S. writer and popular historian (unrelated to the Massachusetts Adamses), in "Epic of America."

[The American Dream is] that dream of a land in which life should be better and richer and fuller for everyone, with opportunity for each according to ability or achievement. It is a difficult dream for the European upper classes to interpret adequately, and too many of us ourselves have grown weary and mistrustful of it. It is not a dream of motor cars and high wages merely, but a dream of social order in which each man and each woman shall be able to attain to the fullest stature of which they are innately capable, and be recognized by others for what they are, regardless of the fortuitous circumstances of birth or position. [Adams]

Online Etymology Dictionary, © 2010 Douglas Harper

La parte más importante dice: “Es el sueño de una tierra donde la vida debería ser mejor y más rica y llena para todos, con oportunidad para cada uno de acuerdo con habilidad y logro….No es un sueño de carros a motor y altos salarios solamente, pero el sueño del orden social en el cual cada hombre y mujer debe ser capaz de obtener la total estatura de lo que sean innatamente capaces, y de ser reconocidos por otros por lo que ellos son, sin importar las circunstancias fortuitas al nacer o posición. Firmado James Truslow Adams.  

Sí, muchos hablan y otros comentan sobre la razón del American Dream, el Sueño Americano, debiéndonos dar cuenta que ese sueño cambia de acuerdo con cada generación, situación política y económica, inclusive hasta familiares, por otro que tan bien nos hayamos preparado para tal aventura y lo más importante si llegamos en la etapa de desarrollo que usted deseaba.

Ahora comprendo por qué nuestro sueño si se realizó, pues llegamos cuando la etapa de desarrollo ya había pasado y los efectos de la nueva se hacían sentir. Aun así pronto el nuevo gobierno logró su estabilización y avance a pesar de la oposición.

Es bueno que veamos dos películas que Netflix está exhibiendo. Una con el nombre de “Making the American Dream con duración aproximada de 1horas 13 minutos. Detalla las diferentes etapas de desarrollo en  el siglo pasado por jóvenes emprendedores, y la otra titulada the American Dream Project, basada más en la parte social, de trabajo comunitario.

En la segunda: “Dos amigos crearon un programa para recorrer los Estados Unidos de “p a pa” agradeciendo a quienes tuvieran conocimiento de este viaje en motocicleta les comentarán que había pendiente de hacer en sus comunidades y como ellos les podrían ayudar en una corta estadía. Ellos como auténticos norteamericanos querían saber que era o es el Sueño Americano desde una perspectiva completamente diferente de la que nos trajo a este país.  

Caso práctico. En una oportunidad un militar de alto rango, se vino a este país con el deseo de establecerse junto con su familia. Después de algún tiempo determinó que esto no era lo que él había idealizado. No hay duda allá, en su país, era una persona de alto rango y prestantes contactos políticos y sociales donde le mantenían su ego. Acá tendría que empezar por hacerlo, cosa que tomaría mucho tiempo y recursos. Por lo tanto prefirió regresar a su país de origen, Colombia.

Una joven y bella cubana ya radicada en la Florida invitó a su bella madre a que la visitara. Ella agradeció tan gentil ofrecimiento. Una vez acá por algún tiempo decidió regresar a su país de origen, Cuba. La hija le pregunto, pero si acá me tienes y tu tendrás todo lo que necesites, nada te faltara. A lo que la madre la respondió: “Acá nadie me conoce, allá en Cuba tengo mi casa, mis amigos de toda la vida, no podría cambiarlos. Aquí necesitaría otra vida para hacerlos y el tiempo es corto. De todos modos, gracias.

Es difícil poder generalizar lo que los millones de habitantes de este bello país puedan, cada uno, definir y vivir lo que cada uno considera su Sueño Americano, en particular en estas épocas de cambios, donde cada uno de nosotros tiene un concepto diferente de acuerdo como le haya ido en sus vidas y la de sus familiares.

En definitiva estoy más por todo lo relacionado con la riqueza espiritual de esta generosa y emprendedora gente con las que uno normalmente trata dentro de su medio de relación, dejando a un lado el factor económico donde muchos fincan sus sueños y de fallarles les acarrearían daños irreparables de todo la vida. Para nosotros esta tierra de leche y miel ha sido el mejor ejemplo de nuestra superación y realización personal. ¡Gracias!